Mucha gente entendió cuánto se castiga al planeta y busca ahora inclinarse hacia hábitos más amigables con la tierra. Las edificaciones 100% verdes ganan adeptos porque, además, reducen los gastos fijos de los servicios como luz y gas.

La pandemia por el coronavirus dejó en evidencia cómo el mundo puede cambiar de un día para el otro y cuán vulnerable puede ser nuestro planeta. Durante los primeros meses de confinamiento obligatorio, el cielo se volvió más celeste, el aire más puro y los animales volvieron a tomar el control de la tierra, lo que demostró cuánto castigamos al planeta con la emisión de gases de efecto invernadero. En este contexto las construcciones sustentables cobran otra importancia y ganan terreno dentro de la industria.

“El mundo es cada vez más consciente de la importancia que tiene  la naturaleza, el rubro Real Estate juega en este momento un rol estelar. El cambio climático se convirtió en uno de los mayores desafíos a los que se enfrenta la sociedad”, sostiene Néstor Ruiz, director de Grupo Dinal, desarrollos inmobiliarios y de Lener Constructora. Es que lo que está claro es que las acciones que llevamos adelante hoy, tendrán consecuencias en el futuro: “Estamos convencidos que el futuro de nuestras generaciones depende de las acciones y compromiso que tomemos hoy”, explica el especialista.

Y ese cambio es fundamental en el sector de la construcción. “Nuestro arquitecto impulsa hace tiempo, a través de sus diseños, construcciones amigables con el medioambiente, poniendo foco en la eficiencia y optimización del uso de la energía, ahorrando recursos y por ende dinero”, agrega el experto. Los edificios cuentan con aberturas DVH (doble vidrio hermético) y doble muro, paneles solares, jardines exteriores verticales, fachadas verdes y hasta estaciones de carga para autos eléctricos.

“Los emprendimientos con estas cualidades reducen el consumo de recursos naturales, aumentan el confort y mejoran la calidad de vida de toda la familia”, concluye Ruiz. Por ejemplo, el doble vidrio hermético permite conservar la temperatura del ambiente, reduciendo el consumo eléctrico. Y los panales solares no solo ofrecen beneficios para el medio ambiente, sino que brindan sistemas de ahorro impactando de forma positiva en el bolsillo de los propietarios y hasta sirven para los clásicos cortes de luz que suelen ocurrir durante los meses de calor.

Las construcciones sustentables son, sin dudas, esenciales desde cualquier punto donde se mire. “Desde nuestro punto de vista, creemos que todo lo que pueda la construcción inclinarse hacia lo sustentable será sumamente importante por los beneficios que esto pueda traer a la sociedad en general para cuidar el medio ambiente. Además, poder comprender los beneficios económicos que esta sustentabilidad podría traer al comprador, será muy bueno para su desarrollo”, indica al respecto Esteban Welcher, co-fundador de Orwel Real Estate.

Suscribite a nuestro newsletter

Beneficios

Si bien las edificaciones amigables con el planeta buscan ser más cuidadosas en los procesos de construcción, también, traen virtudes para los futuros habitantes de esos departamentos. “Hay distintos beneficios que podrán tener los compradores. En algunos casos económicas y en otros de calidad de vida”, detalla Welcher.  Por ejemplo, en este momento en Orwel Real Estate comercializan el proyecto “Solar One” en Belgrano R, aclaran que está por entregarse y que “el beneficio está dado por un ahorro económico, ya que posee un sistema de generación eléctrica solar (paneles solares) para disminuir el costo del Servicio Eléctrico”.

Gentileza Orwel Real State

A su vez, con la energía solar el sistema funciona como un grupo electrógeno solar/ eléctrico con baterías propias las cuales se recargan con la energía solar. “Ante un corte de luz, las mismas alimentarán la bomba de agua, la heladera, la toma del modem wifi y la iluminación. Esto hará que no te des cuenta que se cortó la luz, lo cual le mejora al cliente su calidad de vida”, sostiene Welcher.

Hay un mito en cuanto a lo sustentable difícil de derribar y tiene que ver con los costos, los elementos eco-friendly son más caros que los convencionales, pero la diferencia no es siempre tan abrupta. “En términos generales, es más caro que hacerlo con elementos convencionales, pero si el comprador puede entender y valorar los beneficios económicos y de calidad de vida que esto le traerá, seguramente más desarrolladores se volcarán a lo que es la construcción sustentable”, describe Welcher.

Hay que tener en cuenta que la construcción sustentable puede ser aprovechada también en términos estéticos. Por ejemplo, el Proyecto Solar One tiene una fachada paneles de células fotovoltaicas que son las que guardan la energía y tiene el beneficio de una fachada de mucho diseño y muy linda a la vista”, afirma el especialista.

Gentileza Orwel Real State

Lo cierto es que la pandemia está cambiando costumbres y está dejando ciertos aprendizajes, uno de ellos es la importancia de cuidar el espacio en donde vivimos. “Los consumidores están valorando cada vez más los desarrollos con construcciones sustentables, ya que por la pandemia la sociedad comenzó a estar más interesada en el cuidado del medio ambiente”, finaliza Welcher.

Imagen principal: Orwel Real State

Por: Belén Fernandez

Compartir

Deja un comentario