Skip to main content

Si necesitás una determinada cantidad de dinero y tenés una propiedad inmueble, podés acceder a préstamos con garantía hipotecaria, un recurso financiero que ofrecen bancos y otras instituciones.

Como cualquier otra forma de financiamiento, tiene sus ventajas y desventajas que deben considerarse cuidadosamente antes de comprometer tus recursos financieros. ¡Vamos a conocer cuáles son!

¿Qué son los préstamos con garantía hipotecaria?

Los préstamos con garantía hipotecaria son una forma de financiación que consiste en ofrecer una propiedad inmobiliaria como aval o respaldo del pago de un crédito.

Es decir, como clientes ponés tu casa, departamento o local como garantía de que devolverás el dinero prestado, y si no lo hacés, el banco o la entidad financiera puede quedarse con el inmueble.

En esencia, el tomador del préstamo ofrece su propiedad y esta garantía proporciona seguridad adicional al prestamista, lo que a menudo ocasiona tasas de interés más bajas y condiciones más sencillas de accesibilidad, en comparación con otros tipos de préstamos.

Ventajas de los préstamos con garantía hipotecaria

Los créditos respaldados por bienes raíces cuentan con una serie de ventajas. Mirá esta lista donde te detallamos las más importantes:

  • – Obtener sumas de dinero más altas, ya que el préstamo puede llegar hasta el 75 % o el 80 % del valor de tasación de la propiedad. Debido a que la propiedad se utiliza como garantía, los prestamistas suelen estar dispuestos a otorgar préstamos de mayor valor en comparación con otras formas de financiamiento.
  • – Tasas de interés más bajas que las de los préstamos personales o las tarjetas de crédito. Pueden ser fijas o variables.
  • – Menor exigencia de requisitos, ya que no es necesario tener un recibo de sueldo o un aval.
  • – Flexibilidad en el uso de los fondos. Los prestatarios pueden utilizar el capital para una variedad de propósitos, puesto que no son créditos con finalidad predefinida.
  • – Acceso rápido a los fondos solicitados, por el hecho de que los trámites son mínimos.

Desventajas y consideraciones importantes

El financiamiento con garantía hipotecaria conlleva algunos riesgos significativos que debés considerar, siendo uno de los más relevantes, la posibilidad de perder la propiedad en caso de incumplimiento de pago.

Este riesgo se potencia en situaciones de crisis económica e inestabilidad, cuando el poder adquisitivo del dinero se erosiona y los ingresos podrían deteriorarse al punto de no poder cancelar las cuotas.

Otra consideración a tener en cuenta es el costo total del préstamo. Aunque las tasas de interés suelen ser más bajas que las de otros tipos de préstamos, quienes los solicitan deben considerar los costos adicionales asociados, como los cargos por cierre, los costos de tasación y los seguros hipotecarios, entre otros.

Riesgos de incumplimiento y pérdida de propiedad

Uno de los riesgos más fundamentales asociados con los préstamos con garantía hipotecaria es la posibilidad de incumplimiento y pérdida de propiedad.

Si el prestatario no puede cumplir con los pagos del préstamo, el prestamista tiene el derecho de ejecutar la hipoteca y tomar posesión de la propiedad. Si la propiedad se vende en una subasta y el monto obtenido no cubre la totalidad de la deuda pendiente, podrías perder la propiedad y, aun así, seguir siendo responsable de pagar la diferencia pendiente de pago.

Esto puede ocasionar la pérdida de la inversión en el hogar y tener graves consecuencias financieras a largo plazo. Por esta razón, es muy importante hacer un análisis de la capacidad de pago y tener un plan de contingencia por si las cosas no salen como esperás.

Si bien el caso extremo es que pierdas tu propiedad, los riesgos de incumplimiento pueden llevar a situaciones complicadas, daños significativos en tu historial crediticio y estabilidad financiera. Algunos de los problemas que podrían presentarse luego de los incumplimientos son:

Aumento de intereses y cargos por mora

La primera consecuencia del no pago de tus cuotas es la acumulación de intereses y cargos por mora. Esto puede aumentar significativamente la cantidad del monto total que debés.

Amenazas de embargo

Si no pagás en legal tiempo y forma y no respondés a las notificaciones de pago atrasado, el prestamista puede iniciar acciones legales. Esto puede incluir amenazas de embargo sobre la propiedad que has utilizado como garantía.

Impacto en tu historial crediticio

Esto puede dificultar la obtención de crédito en el futuro y puede afectar tu capacidad para acceder a otros eventuales préstamos o hipotecas.

Demandas judiciales y juicios

En casos extremos, el prestamista puede presentar una demanda contra vos para recuperar el saldo pendiente. Esto podría devenir en un juicio que, si se resuelve a favor del prestamista, podría llevar a embargos de cuentas bancarias u otros activos, junto con el pago de las costas judiciales.

Uso práctico del capital solicitado en un préstamo hipotecario

El capital extraído a través de un préstamo con garantía hipotecaria puede utilizarse de diversas maneras según las necesidades del prestatario.

Algunos ejemplos comunes incluyen la consolidación de deudas, de una hipoteca con mayor tasa de interés, completar el dinero para comprar una casa, realizar mejoras en el hogar para aumentar el valor de la propiedad o hacer una inversión en un negocio.

Préstamos con garantía hipotecaria: últimas recomendaciones

Los préstamos hipotecarios garantizados pueden ser un recurso accesible si buscás acceder a fondos utilizando el valor de su propiedad como garantía. En general, los bancos y otras instituciones financieras tienen este tipo de préstamos disponibles para sus clientes.

Sin embargo, es de vital importancia que comprendas tanto las ventajas como las desventajas antes de asumir un compromiso con este tipo de financiamiento.

Evaluar cuidadosamente la capacidad de pago, considerar los riesgos asociados y tener un plan de acción en caso de dificultades financieras son algunas de las acciones que podés planificar con tiempo.

Por último, es claro que poner tu casa en garantía es una decisión muy importante y lo recomendable es que solicites este tipo de préstamos si no tienes otra opción. Por ejemplo, si comprás un inmueble y te falta dinero para pagar la escritura recurrí a un crédito personal para no poner en riesgo tu propiedad.

Por Zonaprop

Imagen principal Getty Images

Compartir

Leave a Reply

Recibí las últimas novedades del mercado inmobiliario