El 58% de los porteños se cambiaría a un edificio más nuevo

El 58% de los porteños se cambiaría a un edificio más nuevo

El debate en torno a la preferencia de edificios nuevos versus edificios antiguos depende de diferentes cuestiones y de los gustos del propietario o inquilino. Suele argumentarse que los edificios nuevos tienen un diseño mejor o que las propiedades más añosas tienen una infraestructura más sólida. Desde Zonaprop, armamos un relevamiento para conocer las preferencias de los porteños a la hora de elegir una propiedad, qué cuestiones priorizan de acuerdo a la edad de los inmuebles.

El 62% de los encuestados vive en un edificio de más de 25 años y, sin embargo, el 57% anhela mudarse a una propiedad más nueva.  El 50% responde que desea un cambio a un edificio menos añoso porque son más modernos y un 37% porque consideran que los inmuebles viejos pueden tener problemas estructurales. Tan sólo un 13% viviría en una propiedad nueva para disfrutar de los diferentes amenities como la pileta, la parrilla, el gimnasio, la sala de laundry o el salón de usos múltiples.

Igualmente, muchos porteños (43%) apuestan por los inmuebles más antiguos y priorizan otras cuestiones. Un 50% elige residir en ellos principalmente porque considera que la calidad de los antiguos es superior a la de los nuevos. Le sigue un 43% que opta por las propiedades con más años porque cree que estas tienen ambientes más grandes y un mínimo de 9% que afirma que los edificios más nuevos tienen un valor mayor.

En la encuesta un 70% de aquellos que respondieron afirmaron que priorizan la edad del inmueble a la hora de adquirir o alquilar una propiedad. Sobretodo, justifican esta necesidad en base a dos cuestiones: un 54% cree que los inmuebles más antiguos son más económicos y un 46% que los nuevos son más caros pero que están en mejores condiciones.

Aunque, como se resaltó anteriormente, la mayoría de los porteños prefiere vivir en un edificio más moderno, el informe arroja que el 52% de ellos nunca ha vivido en un inmueble a estrenar. El 48% que si reside en un inmueble a estrenar responde que nunca tuvo ningún inconveniente (56%), un 32% que tuvo problemas de infraestructura y un 12% que tuvo dificultades con el consorcio.

En su mayoría, aquellos que nunca vivieron en una propiedad a estrenar prefieren inmuebles más consolidados (48%), le parecen demasiado caros los edificios nuevos (33%) y creen que tienen expensas muy elevadas (18%).

En general, los edificios con más años suelen tener ambientes más grandes debido a las cuestiones que se priorizaron en otras épocas y los costos de construcción de otros momentos. Un 88% de los encuestados responde que prioriza que la propiedad tenga ambientes con más metros cuadrados a que tenga amenities (12%).

Por otra parte, un 53% de los porteños prefiere un diseño arquitectónico más tradicional a uno más moderno (47%).

 

Imagen: Claudio Bianchi para Pixabay.

Por: Lucía Benavente.

Más noticias