Skip to main content

Mudarse supone grandes cambios para la vida de una persona o de una familia, acostumbrarse a un lugar nuevo, a un barrio distinto y a otros vecinos. Además del proceso de la mudanza en sí, embalar toda una vida en cajas y procurar que nada se rompa en el camino puede sumar presión a una situación estresante.

Desde Zonaprop realizamos un estudio a más de 2800 personas de entre 20 a 60 años de CABA, GBA e Interior. Del mismo surgen los siguientes datos: el 96% de los encuestados se mudó alguna vez en su vida, el 65,2% de ellos hasta cinco veces y un 34,7% más de cinco.  

El informe revela que al 80% de los encuestados una mudanza le genera estrés. De hecho, el 53,5% de las personas afirma que la mudanza es una de las situaciones más estresantes que puede atravesar una persona, frente a un 46,4% que está en desacuerdo con esta afirmación. 

A la hora de comparar este proceso de cambio a otros momentos estresantes, el 43,8% respondió que la sensación que le generaba era similar a la de rendir un examen, el 22,4% aseguró que era comparable a quedarse sin trabajo, el 18,7% la comparó directamente con un divorcio y un 14,9% a la ardua tarea de buscar colegio para sus hijos.

Existen diversas razones que pueden generar nervios al momento de mudarse, no sólo por todos los cambios que supone hacerlo, sino también por el factor económico. Por este motivo, de acuerdo al relevamiento, el 33,1% cree que el gasto económico de una mudanza supone el mayor desgaste, un 25,7% cree que el estrés se produce principalmente a la hora de guardar todas las pertenencias para trasladarlas al nuevo hogar y un 16,5% considera que buscar propiedades produce esa sensación Asimismo, un 16% que cree que desembalar y reorganizar las pertenencias el nuevo inmueble es la tarea más desafiante, para un 5,6% ir a visitar las propiedades le resulta abrumador y a, tan sólo, un 2,5% le altera el hecho de que algún objeto se rompa en el camino.

Suscribite a nuestro newsletter

Un consejo fundamental al decidir mudarse de propiedad es organizar y planificar previamente cada paso de este proceso para evitar imprevistos y niveles de estrés innecesarios. Un 88.2% de los encuestados coincide con esta afirmación y piensa que la planificación y la organización con tiempo es clave. Incluso, existe un 11,8% que aprovecha las vacaciones para organizar y llevar a cabo la mudanza con más tranquilidad.

Otro factor importante en una mudanza es el traslado de las pertenencias a la nueva propiedad, al ser preguntados por este punto la mayoría de los encuestados (54,6%) respondió que prefiere contratar un servicio de mudanzas, frente a un 45,3% que prefiere encargarse personalmente.

Hoy las empresas mudadoras ofrecen diversos servicios que van más allá del traslado de los muebles y las cajas al nuevo hogar, tales como el empaquetado y el orden de los objetos en la propiedad. Sin embargo, no se trata de una de las opciones más elegidas. Si bien un 72% elije optar por un servicio de camión de mudanza, prefiere embalar y ordenar el nuevo inmueble por su cuenta. Únicamente un 19,2% contrata un servicio que se ocupe del resto de las tareas. Además, existe un grupo minoritario (8,6%) que prefiere elegir el servicio más barato que encuentre.

Respecto al grupo que decide realizar la mudanza por sus propios medios, existe un 19,8% que se traslada en diferentes etapas, un 25,7% que acude a sus familiares y amigos para tener ayuda y un 54,4% que considera ambas opciones.

Uno de los aspectos más positivos de una mudanza es poder utilizarla como una oportunidad ideal para despojarse de todos los objetos que ya no son necesarios en nuestra vida. Es por ello que el 95,4% de los argentinos aprovecha este momento para desprenderse de cosas que ya no utiliza, un 40,9% se las regala a amigos o familiares, un 41,4% las dona a instituciones benéficas, un 11,7% las desecha y un 6,02% las pone a la venta.

Las tácticas antes de arrancar el traslado a un nuevo hogar son numerosas: un 65,5% organiza las cajas donde guarda para poder desempacarlas más rápido luego y un 15,6% escribe un listado para no olvidarse ninguna tarea. También, existe un grupo más improvisado (18,9%) que elige no planificar previamente.

Antes de dejar su antigua propiedad, aprovechando que está vacía, un 50,5% se encarga de limpiarla a fondo y un 36,2% realiza todos los arreglos necesarios. Por otro lado, un 7,2% decide pintarla. En cuanto al orden en el nuevo hogar, una gran mayoría (57,5%) afirma ordenar con tiempo y tranquilidad, mientras que el 42,4% prefiere hacerlo lo más rápidamente posible.

A pesar de las dificultades que puede tener el proceso de mudarse, un 70,75% cree que se trata de una cambio para mejor y otro 19% piensa que arrancar de cero es un aspecto muy positivo.

Estos fueron los datos que arrojó nuestra encuesta sobre mudanzas y estrés. Si estás buscando una propiedad, entrá a Zonaprop y vas a encontrar miles de inmuebles disponibles para vos.

Imagen principal: Freepik.

Por: Lucía Benavente.

 

Compartir

Enviar una respuesta

Recibí las últimas novedades del mercado inmobiliario