Opciones para dueños e inquilinos. Qué ofrece hoy el mercado.

Nuestra casa es nuestro refugio y con la pandemia se transformó, para muchos, en el lugar donde se combina desde la vida en familia hasta el trabajo o los estudios. 

Para protegerla, entonces, en el mercado existe una amplia gama de opciones de seguros para el hogar. “Con el advenimiento de la pandemia y el consecuente dictamen de aislamiento social, preventivo y obligatorio, hemos visto un aumento en la demanda de coberturas a medida, debido a que las personas pasan en su vivienda mucho más tiempo de lo habitual e, incluso, con la habilitación del home office, la misma se transformó en su espacio de trabajo”, indica Juan Pablo Trinchieri, gerente de Seguros Patrimoniales de Sancor Seguros. 

Según el experto, existen varios tipos de seguros para el hogar: por un lado, aquellos denominados enlatados o modulados, que cuentan con coberturas preestablecidas y donde el cliente puede optar entre diferentes alternativas de sumas aseguradas en función de sus necesidades. Estos seguros están más vinculados a la comercialización masiva, explica. 

Por otro lado, están los productos a medida, donde se evalúa y tipifica el tipo de vivienda a través de parámetros como la calidad constructiva y los metros cuadrados edificados. En este caso, el asegurado puede optar entre un amplio abanico de coberturas, con sumas aseguradas que se adapten de manera precisa a sus requerimientos.

Como mínimo aconsejaríamos proteger una vivienda por incendio, dado que un evento de este tipo puede generar daños económicos irrecuperables y, también, nuestros clientes protegen sus bienes frente a un robo que pudiese sufrir en su propiedad”, aporta Rodrigo Castia, gerente Líneas Personales de Sura, que cuenta con planes básicos y premium para casas, departamentos, casas en barrios privados. También, tienen hasta un plan exclusivo llamado Domun y todas las coberturas necesarias para poder proteger todo el ecosistema del hogar de una persona.

En el caso de Sancor, ofrecen una variedad de opciones orientada a brindar seguridad y respaldo ante los imprevistos que sufra la propiedad, desde planes básicos por vivienda, según los riesgos y necesidades particulares, hasta la opción más completa, para contar con una protección integral más premium. Sin embargo, explica que  no es factible determinar un costo promedio, ya que el mismo depende de sus particularidades y de la suma asegurada que se elija.

En esa línea Castia coincide: “Los precios dependen mucho del tipo de plan, nivel de sumas aseguradas y coberturas contratadas, pero siempre vamos a encontrar una propuesta que responda a las necesidades básicas de nuestro cliente”.

Eso sí, antes de elegir, Trinchieri recomienda conocer cuáles son las coberturas básicas y cuáles las adicionales y los servicios diferenciales. “Lo que siempre recomendamos, en caso de dudas o necesidad de orientación, es que las personas interesadas acudan a un Productor Asesor de Seguros, donde recibirán asesoramiento personalizado”, comenta.  

Suscribite a nuestro newsletter

Opciones para inquilinos

Pero, ¿qué pasa si vivo en una casa o departamento alquilado? En cada vez más casos es común ver que los propietarios exigen a sus inquilinos contar con un seguro para el hogar o, incluso, los contratan ellos mismos. 

Castia explica que son muy comunes, principalmente de responsabilidad civil, para proteger al dueño ante algún evento que pudiese ocasionar su inquilino o también frente al incendio. “Como lo indicamos, los más demandados son las coberturas de incendio y robo, y siempre tendría una cobertura de responsabilidad civil, que proteja al cliente frente algún evento que pueda generar un daño a un tercero”, destaca el gerente de Sura.

Para quienes alquilan, Trinchieri  recomienda buscar seguros a medida, ya que permiten optar por servicios muy diversos como cobertura para mascotas, asistencia en viaje a las personas, (con cobertura en Argentina y el mundo para toda la familia) o completo servicio de asistencia domiciliaria para el hogar. Este último permite, por ejemplo, cubrir el mantenimiento preventivo de calefactores antes de comenzar el invierno, la mudanza y la guarda de muebles, la recolección de escombros y las fumigaciones. Esto se suma a los servicios de plomería, electricidad, cerrajería, cristales y gas.

“Los seguros de hogar configuran una propuesta integral que, además de protección, incluyen numerosos beneficios adicionales por un precio sumamente conveniente. Hoy en día, los seguros a medida no exigen declarar aparatos o equipos electrónicos de uso doméstico (sino que se otorga una cobertura global) y pueden llegar a cubrir objetos como celulares, palos de golf, bicicletas, instrumentos de música, obras de arte, termotanques solares, entre otros”, según detalla Trinchieri. 

“En síntesis: son seguros que permiten resguardar todo lo que se puede hacer con esos objetos más allá del bien en sí: divertirnos, relajarnos, compartir tiempo con la familia o amigos, entre otras cosas”, concluye.

Imagen principal: jcomp para Freepik

Por: Eugenia Iglesias.

Compartir

Deja un comentario

Recibí las últimas novedades del mercado inmobiliario