Skip to main content

PropiedadesEl año que comenzó hace un poco más de tres meses parece haber llegado para el sector inmobiliario con nuevos aires. Este primer tramo dio muestras de un cambio de ánimo que se comenzó a evidenciar -según los brokers consultados- en más consultas y demanda por parte del público final y de los inversores.

“Notamos un arranque en el año con un ánimo renovado por parte del público comprador y con un aumento en la cantidad de preguntas de los interesados en relación a 2014. Creemos que hay una demanda que pasó el último año a la espera que el mercado baje los precios y eso efectivamente no ocurrió, por ello vemos una lenta recuperación que igualmente viene de la mano de ofertas, en muchos casos difíciles de aceptar por parte de los vendedores”, afirmó Hernán Siwacki, socio gerente de Capital Brokers.

Para Agustín Walger, de la firma Lepore propiedades, el balance de este primer trimestre fue por demás positivo. “La foto del primer tramo del año fue muy buena. Tanto compradores como vendedores estaban agazapados a la esperaba de alguna medida política/cambiaria para el cierre del año, tal como sucedió en el verano de 2013/2014. Por suerte no fue así, y quienes tenían en mente realizar una operación inmobiliaria no dudaron en concretarla en los siguientes meses”, comentó el especialista.

Y agregó: “Si tuviera que segmentar la demanda de propiedades de este primer trimestre podría afirmar que el 75% de las operaciones se realizó sobre unidades a estrenar en pozo o prácticamente terminadas. Esto se debe a la gran flexibilidad que aporta el grupo desarrollador del negocio inmobiliario para poder concretarlas”.

Roberto Ledo, titular de Bullrich Propiedades, a diferencia de sus colegas sostuvo que el mercado no dio síntomas de mejoría. “No hubo cambios respecto de meses anteriores, el sector se encuentra pesado y con pocas operaciones”, dijo Ledo.

Siwacki sostiene que como dicen los americanos, ubicación es lo que diferencia un proyecto de otro. “En nuestro caso el corredor norte es siempre lo más pedido. Si bien se han desarrollado zonas y barrios en toda la CABA, el corredor norte es siempre buscado. El motivo es sencillo. Simple en épocas de crisis es lo último que baja de precio y en épocas prósperas es lo que más y más rápido sube de precio. Eso el inversor lo tiene muy claro”, aclaró Siwacki.

Zonas más demandadas

Walger amplió aún más la postura de Siwacki, y afirmó: “Las zonas más demandadas continúan siendo Palermo (en todas sus subzonas), Barrio Norte/Recoleta, Caballito, Belgrano y el corredor norte, etc. Lo que sí notamos es el gran crecimiento de algunas zonas como Villa Crespo, que por encontrarse entre barrios muy solicitados (Caballito y Palermo) seguramente pase a ubicarse en el ranking de los más buscados. Por otro lado hay que destacar lo que se viene desarrollando en los barrios que son atravesados por las avenidas Independencia y San Juan: Monserrat, San Cristóbal, Balvanera. Son ubicaciones que hasta hace unos años atrás sólo se encontraban los típicos conventillos y que hoy, por contar con excelentes medios de transporte, son elegidos. Además, los valores de los lotes son accesibles y hacen que los precios finales de las propiedades sean atractivos. Lo mismo sucede con Flores, Floresta y Villa Luro“.

Según los especialistas, las unidades que más se venden son las que tienen cotizaciones que alcanzan hasta los 200.000 dólares. Éstos suelen contemplar varios requisitos: muy buena ubicación, buen estado y precio competitivo. “Sin duda, las unidades chicas siguen siendo el motor del mercado (básicamente las de 1, 1 1/2 y 2 ambientes). Desde luego que estas propuestas deben contar con buena ubicación y una interesante oferta de servicios”, dijo Ledo.

Según las estadísticas de los analistas del sector, los departamentos depende la zona han bajado entre un 15 y un 20%. “En el caso de Caballito, hoy se encuentran unidades a estrenar, en proyectos de pozo en el orden de los 1800 y 2000 dólares el m². Esas unidades a 3 o 4 meses de la fecha de entrega el valor asciende entre los 2200 y 2400 dólares el m². Barrios como Almagro/Boedo, los lotes deberán rondar los US$/m² 400/450 de incidencia y los valores de unidades a estrenar en pozo US$/m² 1700, y de obra avanzada US$/m² 2000. En Villa Crespo, los precios del m² oscilan entre los 1800 y 2100 dólares terminado”, explicó Walger. En Barrio Norte, Palermo, Recoleta y Belgrano a estrenar, dependiendo del proyecto entre 2500 y 4000 el metro.

En el caso de los lotes, el precio real no ha bajado, aunque los desarrolladores buscan alternativas para poder concretar la compra de tierra con una financiación ventajosa para poder proyectar la obra. Esta situación es fundamental porque el que vende tierra no baja su cotización.

Lo que viene

Los players prevén que 2015 será un año de transición, aunque auguran que los valores mejorarán tanto en lo que tiene que ver con la tierra como en las unidades nuevas y usadas.

Los actores cambiaron

Agustín Walger presenta una mirada interesante sobre los inversores, parte fundamental de uno de los principales sectores que motorizan la economía. “Los actores de esta película fueron cambiando. En el caso de las obras, hoy ya no existen grandes inversores que acompañan a los grupos desarrolladores. Eso fue variando y ocuparon su lugar los nuevos inversores de renta, aquellas personas que cuentan con unos ahorros y deciden adquirir una unidad para quedársela para renta en el futuro o bien para que la utilicen alguno de sus hijos, etcétera”, dijo el broker. Y agregó: “Obviamente siguen habiendo inversores minoristas que tienen un porcentaje o una cantidad de metros cuadrados de una obra. En las unidades usadas el target no cambia, ya que por lo general es para uso personal, o sea, que se trata de particulares, familias o parejas que compran para vivir”..

 

Fuente: La Nación

 

 

Compartir

Leave a Reply

Recibí las últimas novedades del mercado inmobiliario