Skip to main content

A través de las pantallas no sólo es posible exhibir propiedades sino, también, establecer valores de compraventa. Secretos y detalles de una de las claves del negocio, ahora, concretada por medio de las plataformas del celular más populares.

La cuarentena demandó creatividad y el segmento inmobiliario no fue la excepción: apelando a la tecnología no fueron pocos los brókers que llevaron a cabo tasaciones remotas, de manera online, práctica que cosecha adeptos pero que también genera algunos debates.

El servicio, que de eso se trata, surgió  a partir de la cuarentena obligatoria. Así lo explica Diego Pulvirenti, operador de Grupo Mega: “Teníamos tasaciones pendientes y la tecnología nos permitió hacerlas, tanto a través de Zoom como de Whatsapp”, informa a Zonaprop.

De acuerdo con el profesional, con anterioridad, indagan todos los detalles vinculados con la propiedad: superficie, valor de expensas, orientación, etc. Y después, por un período no menor a media hora o 40 minutos, el propietario exhibe su propiedad.

Pedimos que el recorrido comience en la puerta de entrada y el ambiente que recibe; si es el living desde el living, y si hay una recepción, desde la recepción, hasta los últimos rincones, todo por orden de aparición. Así, entre toda la información establecemos un valor”, detalla Pulvirenti.  

En Grupo Mega, en cuya red desde que empezó la cuarentena llevaron a cabo 71 tasaciones con esta modalidad, señalan que el profesionalismo es idéntico de manera remota que presencial, subrayando que “las preguntas son las mismas y reparamos en los mismos detalles”.

 “Podríamos pensar que los más propensos a usar esta herramienta son los sub-40. Pero no. Lo cierto es que la gente de 60/65 años, también ha demandado el servicio y se ha adecuado rápidamente al Zoom y al Whatsapp”, agregan en relación a sus clientes. 

Limitaciones

Para Matías Bettatis, titular de Bettatis Asesores Inmobiliarios, las tasaciones online sirven para reforzar contactos y generar marca, pero no son suficientes para llevar a cabo la evaluación – y valuación – de una propiedad.

Hay muchos elementos subjetivos para realizar una tasación. Algunos ejemplos son las vistas, la iluminación, la ventilación; los palieres y ascensores, éstos últimos en calidad y cantidad. La categoría del edificio y quiénes son los vecinos de la unidad”, asevera y enumera Bettatis.

Y las fotos, las imágenes o las nueve plataformas que habitualmente se utilizan no reflejan nada de éstos y otros ítems que intervienen en una tasación profesional”, continúa el bróker, distinguiendo al metro nuclear – esto es, el metro cuadrado que está dentro de la unidad – del valor ampliado, tal como se refiere al metraje que está fuera de la unidad y que las tasaciones online no contemplan.

Más o menos a favor de esta práctica, en lo que ambos comercializadores coinciden es en que la intervención del profesional es irremplazable. Según explican, las tasaciones no son operaciones matemáticas que se obtienen de conjugar locación y metraje.  Por el contrario, indican, son poco menos que una práctica quirúrgica, un factor determinante para la venta de una unidad.

Imagen principal: Grupo Mega.

Por: Victoria Aranda.

Compartir

Enviar una respuesta

Recibí las últimas novedades del mercado inmobiliario