Skip to main content

La cuarentena es dispar en el vasto territorio argentino. En algunas ciudades, se perciben movimientos. Si no tendencias, los casos de Rosario, Córdoba, y Mendoza dan pistas de qué pasa, hoy, en distintas latitudes del país.

Rosario

Habría que pensar en unidades chicas, de fácil colocación en el mercado locatario”, estima Andrés Gariboldi, titular de la inmobiliaria Dunod y presidente del colegio de Corredores de la segunda circunscripción de Rosario. “También, en la inversión en pozo, que permite canalizar pesos y, terminada la obra, obtener un producto que se vende en dólares”, completa, consultado por cuáles son hoy las inversiones inmobiliarias más convenientes en la ciudad santafecina.

De acuerdo con el profesional, hoy no hay mejores alternativas de inversión que los ladrillos. Según explica, las tasas de un plazo fijo son verdaderamente bajas y los bonos, ahora mismo, están pendientes de una negociación, además de que fueron reperfilados.

Puntualmente, acerca de Rosario, el bróker comenta que la zona de Avellaneda, Pellegrini y el río es la que mejores perspectivas ofrece, al tratarse de un área con mucho mercado enfocado a la clase universitaria, que abunda en el área. “Hay estudiantes de toda la región”.

Para Gariboldi, la ley de alquileres no impactará negativamente en el mercado. “Hay una debilidad en el plazo, pero se equilibra con la actualización. En el interior hay ajustes anuales (30/35%). Hoy, hay un nuevo índice que promedia la inflación con el aumento salarial y no se produce una distancia tan grande”.

¿Y bancarizar la operación? “En Rosario, la mayoría de los corredores emite una factura electrónica por sus servicios así que la información estaba disponible antes de la ley. En toda la región ya se venía realizando de esta manera. Lo cierto es que con la nueva legislación sumaron una inscripción, pero, en general, veremos que impactará poco”, vaticina.

Córdoba

De acuerdo con Marcos Marchi, socio de Prisma Propiedades y co fundador de Proppi, una firma 100 por ciento prop tech, la situación en el interior es distinta de la del AMBA, en términos de características y etapas. “Estamos saliendo de a poco, después de mucha angustia por obras que se frenaban y por la incertidumbre, que generaba mucha impotencia. Pero hoy el panorama está un poco más claro”, explica desde la provincia de Córdoba.

Consultado por el presente de su plaza, el bróker afirma que los precios se han manifestado a la baja. ¿Cuánto? “Aunque sea polémico, según nuestros propios registros, entre 25 y 28%, con respecto a antes de la cuarentena, expresados en dólares. En contrapartida, el costo de construcción, también expresado en moneda extranjera para productos nuevos, representa una variable positiva”, detalla.

“La baja en la tierra no acompañó pero sí los costos de construcción”, continúa Marchi, analizando sus variables, que sigue desde su empresa. “El costo de reposición permite que surjan oportunidades para construir e invertir, puntualmente, en etapa media de obra”, precisa.

En concreto, el titular de la desarrolladora Aliat habla de “un falso inversor” cuando se lo consulta por quiénes podrían motorizar el mercado.  “Porque no se trata del inversor clásico que compra para sacar una renta, sino de un inversor que entra (al mercado) cuando el valor está bajo y sale cuando está alto, sin buscar un valor locativo y esperando a la recuperación. Quizás, el que estemos viendo hoy, no sea el piso del mercado, pero es hoy cuando se presentan las mejores oportunidades y no cuando los precios se consoliden”, sentencia.

En relación a las áreas donde se presentan oportunidades en sintonía con la demanda, caracterizada por un renovado interés en los espacios verdes y descubiertos, el bróker y desarrollador indica que las hay lejos del centro de la ciudad capital y de las zonas urbanas. En ese sentido, menciona a Docta y Manantiales como emprendimientos que ilustran esta tendencia y subraya que las obras del anillo de circunvalación colaboraron para que los suburbios se presenten como una opción no sólo verde, sino también cómoda y accesible.

En referencia a las tipologías, comenta que en Córdoba hay un mercado de dúplex muy grande, con una oferta caracterizada por el buen diseño y terminación. “Es mucho más que un departamento”, compara, sumando que este tipo de propiedad apuntala los loteos, presentándose así oportunidades interesantes.

Mendoza

Pablo Rodríguez Damonte, titular de la inmobiliaria homónima, explica que en Mendoza también hubo un reacomodamiento de los valores. Puntualmente, el bróker habla de distorsión y de dicotomía en relación al valor real y al pretendido de una propiedad. “Si bien la parálisis es importante, ante todo tiene que ver con la situación precuarentena, que, en nuestro caso, duró menos que en otras ciudades porque la cantidad de casos positivos de Covid fue menor”, describe.

Motorizaría el mercado con crédito hipotecario, que hoy es nulo, después de lo que sucedió con los créditos UVA, con valores de cuotas atados a la inflación. Sin embargo, hay inversores que se están volcando a terrenos bien ubicados en barrios cerrados con seguridad, que constituyen un resguardo de ahorro para construir mañana con un crédito hipotecario”, desarrolla y analiza.

Si el tema es la oportunidad, Rodríguez Damonte también refiere a los departamentos de bajo costo, de entre 30.000 y u$s 35.000 como una manera de capitalizar ahorros. “Vamos a ver cómo impacta en el mercado inscribir el contrato de alquiler y tributarlo”, plantea, señalando que son tipologías con uno o dos dormitorios las elegidas por su posibilidad de reventa rápida. “Hoy por u$s 40.000 se puede comprar en Villa Azcuénaga, propiedades que antes estaban en u$s 60.000”, ilustra.

A esta posible demanda, el bróker le suma la inquietud del pequeño desarrollador “que necesita moverse y hacer algo. “El vende en dólares y construye en pesos”, detalla el comercializador desde la provincia andina, comentando que, en general, se inclina por pequeños complejos, de cuatro o seis unidades con cochera.

“Aquí tenemos un FOT (factor de ocupación total) muy bajo en comparación con ustedes, allá, en Buenos Aires”, establece, señalando como clave la elección del terreno donde llevar a cabo los proyectos y que además deberá contemplar la demanda de espacios descubiertos que ha puesto de manifiesto la pandemia. “Mendoza crece hacia el sur”, orienta. Asimismo, indica, hay zonas de la ciudad donde el metro cuadrado puede alcanzar los u$s3000, con torres tales como las Leloir o Palmares Open. “Pero aún hay que sincerar los valores. Y recalcular”, finaliza.

Imagen principal: Fernando Aguirre para Pixabay.

Por: Victoria Aranda.

Compartir

Enviar una respuesta

Recibí las últimas novedades del mercado inmobiliario