Skip to main content

Cuáles son los tips y consejos de los expertos para encarar un cambio de hogar. Los errores a evitar y cómo puede ayudar la tecnología.

Mudarse suele ser un momento estresante en la vida de las personas, pero no tiene por qué serlo si sabemos cómo encarar el desafío. 

El camino empieza desde que tomamos la decisión de mudarnos e incluye la intensa búsqueda hasta el hogar ideal. Lo bueno es que ya desde este momento la tecnología es un aliado ideal para simplificar el proceso. La categoría proptech es de las que más está creciendo en el último tiempo en materia startups y en eso Zonaprop es especialista para encontrar propiedades con un click. Además, con la pandemia se aceleró muchísimo el trabajo por parte de las inmobiliarias para mostrar los departamentos a través de imágenes y videos que hacen mucho más placentera la experiencia. 

Pero una vez que ya contamos con la elegida, viene la segunda parte del desafío que tiene que ver con embalar y desembalar todas las pertenencias. Aquí, los expertos explican que la clave es la organización y planificación. 

“Los problemas más comunes suelen estar relacionados con la coordinación de terceros involucrados, el acarreo y embalaje. Por eso, la organización, el orden y la previsión se vuelven claves en la etapa previa al gran día”, menciona Livia Armani, COO y cofundadora de Space Guru, firma que provee servicios de bauleras inteligentes.

Para tener una mudanza “smart” podemos optar por varias opciones que brinda el mercado. Uno de los primeros pasos es encontrar a la empresa mudadora o flete encargado del traslado y en eso una buena idea es comparar precios a través de plataformas como Fletalo, una empresa argentina que provee un listado de opciones de camiones y camionetas que se pueden cotizar en el momento. 

“La tecnología nos ayuda en todo. Hoy en día es mucho más fácil contratar y gestionar servicios de manera digital a través de una notebook o un smartphone. Por ejemplo, contratar la empresa de mudanza. O si es el caso que necesites guardar cosas por un tiempo en un espacio extra, una baulera inteligente como nosotros. O solicitar materiales de embalaje de manera online. Incluso, hasta prever el clima para el día de la mudanza o verificar el tráfico para coordinar los tiempos de la mudanza”, aporta Armani.

Un tip para esa instancia es avisar con tiempo a los proveedores de servicios sobre el cambio de dirección y dar de baja todo lo que ya no se necesite. Además, si vivís en un edificio, es importante que avises a la administración y al encargado.

Suscribite a nuestro newsletter

La vida en cajas

Ahora sí llegó el tan temido momento de enfrentarse al placard y las alacenas para vaciarlas por completo. Para algunos puede resultar un momento de renovación, pero para los que prefieren delegar, existen empresas que se encargan de embalar objeto por objeto de forma sistematizada y, sobre todo, rápida. 

Karina Gitto, de Correte que te embalo, ya lo vio todo y sabe cómo enfrentar cada mudanza. Cuando la contratan, suele ir con una persona más que la ayuda y en uno o dos días se encarga de guardar todo en cajas que ella también provee. Cotiza según la cantidad de cosas a mudar y para presupuestar solo basta con mandarle un video o foto de los espacios.

Con muchísimas mudanzas en su haber, Gitto resume cuáles son los errores más comunes que comete la gente en esta materia:

  • Subestimar la cantidad de cosas que tenemos. Es muy común pensar que son pocas cosas a mudar, cuando en realidad, una vez que empezamos, comenzamos a encontrar cada vez más cosas (muchas incluso que no recordábamos tener). 
  • Querer escatimar en materiales. Acá aplica la regla de “lo barato sale caro”. Sobre todo cuando se trata de cajas. Gitto explica que es importante invertir en buenas cajas y grandes para que sean resistentes y trasladar con menos viajes. Es mejor evitar las cajas chiquitas que regalan en el supermercado… Lo mismo cuando evitamos comprar elementos como envoltorios tipo Pluribol: ¡mejor comprarlo y evitar platos rotos!
  • Subestimar el tiempo. Si no vas a contratar ayuda, es mejor empezar con tiempo. Particularmente para poder estipular momentos de descanso y llegar al día de la mudanza más tranquilo. 

Cada uno tendrá su método y en Internet abundan los hacks y trucos para mudanzas. Ni hablar de los seguidores de Marie Kondo para ordenar y deshacerse de todo lo que no “despierta felicidad”. 

Pero yendo al ABC de las mudanzas, Gitto revela cuáles son los pasos básicos que hay que seguir para no fallar:

  • Empezar por los espacios de menos uso y agrupar las cajas en un solo lugar, dejando áreas libres para circular.  
  • Es fundamental rotular bien todas las cajas e idealmente no mezclar cosas de distintos ambientes para que después sea más sencillo el desembalaje.
  • Acordarse de dejar a mano los elementos que usamos todos los días y que vamos a utilizar hasta último momento, como algunas mudas de ropa y artículos de higiene.  
  • En cuanto a alimentos, evitar seguir haciendo compras y dedicarse las semanas previas a consumir todo lo que podamos para evitar el desperdicio de alimentos.
  • Tomarse recreos. “Llega un momento en que tenés que oxigenarte para encarar el resto con coherencia. Si hacés todo a las corridas, en algo vas a fallar”, dice Gitto.
  • No olvidar proteger los elementos grandes, como lavarropas o sillón, con un film o plástico para evitar que se ensucien o rayen. 
  • El tiempo mínimo que Gitto aconseja es trabajar con una semana de anticipación y sectorizar el embalaje por ambientes. 
  • Comprar los materiales necesarios: cajas, cintas, plásticos y films. 
  • Preferir las cajas grandes, solo usar cajas chicas para los libros, que pesan mucho. 
  • El truco para la ropa es no sacarlo de las perchas, para ahorrar tiempo al desembalar.
  • Guardar siempre de mayor a menor peso y cerrar las cajas solo cuando están al tope de su capacidad para que no se deformen y se rompan objetos.
  • Separar en una caja especial los ítems de más valor y no perderla de vista.

Por último, para quienes se mudan a espacios más chicos, pero no están listos para desprenderse de algunas cosas, hay opciones para hacernos de unos metros extra. “Hoy en día contar con espacio es algo muy preciado: cada vez hay más población en las zonas urbanas y que cada vez los departamentos son más chicos. Las bauleras inteligentes son la opción ideal en estos casos. Si los m2 del nuevo hogar no son suficientes, es mucho más económico alquilarlos en un lugar externo donde guardan tus cosas por el tiempo que lo necesites, no te estorban en tu casa y cuando las necesites de nuevo las pides de vuelta”, menciona Armani. En el caso de Space Guru, tienen bauleras que permiten el guardado con un sistema lineal y se cotiza por m3, de esta manera las personas solo pagan por el espacio real que sus cosas ocupan y no por espacio de más que queda subutilizado. 

A su vez, esta baulera inteligente se encarga de todo: transporte, acarreo, organización de cosas, guardado, ofrece un catálogo en la app para gestionar y revisar las cosas guardadas y lleva los objetos de vuelta cuando se necesiten. 

Por: Eugenia Iglesias.

Compartir

Enviar una respuesta

Recibí las últimas novedades del mercado inmobiliario