Skip to main content

Los valores siguen atados al monto de la operación, y aunque los porcentajes están establecidos por ley, algunos notariados modifican sus honorarios por la baja de operaciones. 

Es uno de los momentos más estresantes en todo el proceso de la compra de un inmueble. Y no solo porque, por lo general, hay que llevar el efectivo para poder comprar definitivamente la propiedad, también porque escriturar es un acto cargado de simbologías. Ahora bien, todo el proceso tiene un costo económico. ¿De qué montos hablamos en este 2022? 

El escribano Martín Gutman es claro al discriminar qué se debe pagar según la jurisdicción y qué impuestos están asociados a la operación: 

¿Cuánto cuesta una escritura en CABA?

Escrituración es de un inmueble radicado en CABA:

La parte vendedora debe pagar los siguientes porcentajes sobre la base del precio de escrituración:

  • Impuesto a la Transferencia de Inmuebles (1,5%) Salvo que la compra haya sido con posterioridad al 1/1/2018, en cuyo caso pagará el 15% por impuesto cedular, pero no lo retiene el escribano, sino que lo paga el vendedor en su declaración jurada.  Si la vendedora es persona jurídica, se le retendrá el 3% en concepto de anticipo de Impuesto a las Ganancias.
  • 1,8% impuesto de Sellos. 
  • 0,2% de estudio de títulos. 
  • 0,2% de certificados y diligenciamiento. 

El porcentaje total es 3,70%.

La parte compradora debe pagar:

  • 1,8% de impuesto de sellos. 
  • 0,2% de tasa de inscripción. 
  • 0,0025% del aporte notarial.
  • 2% de honorarios profesionales.

Porcentaje total: 4,25%.

Suscribite a nuestro newsletter

¿Cuánto sale escriturar una casa en la Provincia de Buenos Aires?

Escrituración de un inmueble situado en la provincia de Buenos Aires: 

La parte vendedora debe pagar los siguientes porcentajes sobre la base del precio de escrituración:

  • 1,5% de impuesto a la Transferencia de Inmuebles (es lo mismo para el caso de adquisición posterior a reforma tributaria 2018 ).
  • 1% de impuesto de Sellos.
  • 0,2% de estudio de títulos.
  • 0,2% de certificados y diligenciamiento.

Porcentaje total: 2,90%.

La parte compradora debe pagar:

  • 1% de impuesto de Sellos.
  • 0,2% de tasa de inscripción. 
  • 0,25% del aporte notarial.
  • 2% de honorarios.

Porcentaje total: 3,45%.

En definitiva, “el vendedor debe hacerse cargo de todos los gastos que se generen previo a la escritura (estudio de títulos, certificados, libre deudas) y el comprador de los post escriturarios (inscripción en el registro de la propiedad y honorarios del escribano, pues es quien tiene el derecho a elegirlo)”, aclaran Enrique Abatti (h), representante del Estudio Abatti & Rocca Abogados, y el escribano Nicolás Scarano.

Precios adecuados

Si bien los porcentajes de costos para la escritura son establecidos por ley, “puede ser que ante la merma de operaciones algunos profesionales releguen los honorarios según arancel a fin de conquistar algún cliente indeciso”, destacan Abatti (h) y Scarano.

“La caída de operaciones trajo como reflejo una reducción en la cantidad de escrituras de compraventa, debido a la realidad económica que atraviesa el país. En este sentido, en los últimos dos años también se ha registrado una baja en los precios del mercado de las propiedades”, observan desde el Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires.

Al mismo tiempo, desde la entidad resaltan que “las escrituras deben ser hechas en fojas especiales, que pueden ser utilizadas únicamente por el escribano que las adquiere, su adscripto o subrogante, con trazabilidad que permite garantizar la seguridad. El mantenimiento de éste sistema de seguridad jurídica que es inherente al notariado latino, genera costos de derechos de escrituras, aportes, fojas, legalizaciones, tasas y timbrados, entre otros”.

Por: Marysol Antón.

Compartir

Enviar una respuesta

Recibí las últimas novedades del mercado inmobiliario