Skip to main content

Como inquilino existe el derecho de poder deducir del Impuesto a las ganancias hasta el 40% del monto que se paga por alquiler con un límite anual siempre y cuando la persona no sea propietaria de ningún inmueble.

El Impuesto a las Ganancias es un tributo mensual que se abona a partir de todas las ganancias de un año fiscal y el porcentaje que se paga varía según cuáles sean los ingresos de cada persona. El mínimo no imponible, es decir, el monto a partir del cual una persona empieza a pagar el Impuesto, hoy en día es entre $175.000 y $203.000. Una persona por ejemplo, puede cobrar $175.000 mensuales, pero promedia una cifra menor a nivel anual. Antes de calcular cuánta cantidad de dinero se deberá abonar, existe la posibilidad de tener ciertas deducciones. Una de ellas es el alquiler. 

El artículo 81 de la ley LEY Nº 27430/2017 de Impuesto a las Ganancias establece que de la ganancia del año fiscal, cualquiera fuese la fuente de ganancia se puede deducir, es decir, restar del monto final, entre otras cosas, el 40% de las sumas pagadas por el contribuyente en relación al alquiler de inmuebles que estén destinados a su casa habitación. El límite que no debe superar a nivel anual como mínimo no imponible es de $167.678,40. Esta cifra se actualiza cada año. 

Los requisitos

Este beneficio alcanza a jubilados, trabajadores en relación de dependencia y autónomos. Los requisitos necesarios para poder inscribirse incluyen: contar con la clave fiscal, no ser propietario de un inmueble o terreno, contar con el contrato digital y el comprobante de pago correspondiente, que el propietario esté inscripto en AFIP.

Suscribite a nuestro newsletter

A partir del 1 de marzo de este año entró en vigencia el Registro de Locación de Inmuebles, una medida que determina que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) debe disponer un régimen de facilidades para la registración de contratos vigentes. Desde ese momento todos los contratos celebrados deben ser informados en formato digital en la página web de AFIP. Si bien en un principio era necesario que el locador emita una factura o documento que respalde el monto involucrado para que se haga efectiva la deducción, hoy en día solo con el contrato digital ya es suficiente.

¿Cómo cargar las deducciones al Impuesto a las Ganancias?

En el caso de jubilados y trabajadores bajo relación de dependencia, para poder cargar las deducciones se debe ingresar en la página web de AFIP del  el Sistema de Registro y Actualización de Deducciones del Impuesto a las Ganancias con la clave fiscal nivel 2 o superior. Allí se cargará la copia del contrato de alquiler en formato .pdf por primera vez para comenzar con el trámite y con cada renovación de contrato. También se completarán los siguientes datos: información del locatario, vigencia del contrato y el monto computable. 

En el caso de los trabajadores autónomos, es obligatorio estar  inscripto en el Impuesto a las Ganancias e informar el contrato de alquiler en la Declaración Jurada a través del aplicativo, un sistema propio de AFIP donde se notifican datos identificatorios, materia imponible, determinación del impuesto y el saldo a declarar.

 

Por: Mora Violante

Imagen principal: Foto de Mikhail Nilov en Pexels

Compartir

Enviar una respuesta

Recibí las últimas novedades del mercado inmobiliario