Skip to main content

El “living” o sala de estar de una casa es un espacio diseñado para el descanso, la relajación y el encuentro familiar. Si estás por decorar este ambiente y querés que sea simple, funcional y elegante, te proponemos que te decidas por un living con estilo nórdico.

Este estilo tan particular presenta algunos desafíos que requieren atención. El primero de ellos es encontrar el equilibrio entre minimalismo e identidad de la casa para evitar que el espacio se sienta frío.

Además, la selección de muebles tenés que ser estéticamente coherente, y los colores neutros pueden parecer insulsos si no agregás acentos de forma cuidadosa. Por último, adaptar el estilo a climas más cálidos y manejar el presupuesto para materiales de calidad son otras consideraciones a tener en cuenta.

Vamos a conocer todo sobre el estilo nórdico y cómo superar estos desafíos con creatividad para tener el “living scandi” de tus sueños.

¿Qué es el estilo nórdico?

El estilo nórdico, también conocido como escandinavo, es originario de los países del norte de Europa e incluye elementos del diseño danés, de corte funcional; el finés, de líneas simples; el noruego, que se caracteriza por el minimalismo, y el islandés, cuyo principal tópico es el uso de textiles naturales.

La suma de los diseños nórdicos ha dado lugar a una tendencia de decoración de interiores que se caracteriza por la simplicidad, la funcionalidad y una estética que abraza la luz natural para lograr espacios acogedores y cálidos.

Características del estilo nórdico

 El “scandi” es inconfundible. Sus características son tan distintivas que a simple vista vas a poder identificarlo. Estas son las más relevantes:

Minimalismo en todos sus elementos

En el estilo nórdico los espacios se mantienen limpios y despejados, con muebles de líneas simples y colores neutros predominantes, como blancos, grises y tonos tierra. Es común utilizar muebles y objetos decorativos con formas geométricas, ya que tienen una sintonía perfecta con el estilo.

Ambientes iluminados y conectados con la naturaleza

Las aberturas son protagonistas porque lo que se busca en este estilo es maximizar la entrada de luz natural. Para lograr esto, se usan cortinas ligeras o incluso se prescinde de ellas si la vista a la que accedes desde el living también aporta un toque de naturaleza.

Texturas y materiales naturales

El estilo nórdico se caracteriza por el uso de materiales naturales, especialmente de maderas claras. Para un living, la decoración se puede complementar con tapizados, alfombras, mantas tejidas y cojines fabricados con fibras naturales como lana, algodón y bambú. 

Muebles pensados para la funcionalidad

El estilo nórdico está enfocado en la funcionalidad, sin dejar de lado la estética. Los muebles en un living escandinavo son pocos, pero suelen tener múltiples funciones. La organización cuidadosa de los espacios contribuye a mantener la sensación de orden y armonía. Estos son algunos ejemplos:

Sofá cama

Un sofá cama es una opción versátil que permite aprovechar el espacio al máximo. Durante el día, funciona como un cómodo sofá, y por la noche se transforma en una cama que podés usar para tus huéspedes.

Mesas de centro con almacenamiento

Las mesas de centro con compartimentos de almacenamiento incorporados proporcionan espacio para guardar mantas, libros u otros elementos, manteniendo el área ordenada y sin perder la estética nórdica.

Estanterías modulares

Estos muebles ofrecen flexibilidad y adaptabilidad al espacio. Pueden servir como espacio de almacenamiento para libros y decoración, al tiempo que actúan como separadores de ambientes en un diseño de planta abierta.

Divanes con espacio de almacenamiento

Los divanes con espacio de almacenamiento integrado ofrecen un lugar extra para guardar elementos como ropa de cama o almohadas, al tiempo que sirven como asientos cómodos.

Estantes flotantes

Los estantes flotantes sin distintivos del estilo nórdico, en especial si son de colores claros. Estos elementos no solo añaden espacio de almacenamiento, sino que también sirven como decoración para exhibir libros, plantas y otros objetos.

Muebles modulares para TV

Los muebles modulares para TV con opciones de almacenamiento oculto son ideales para mantener los cables y dispositivos electrónicos fuera de la vista, manteniendo la estética limpia del estilo nórdico.

Pufs convertibles

Los pufs convertibles pueden funcionar como asientos adicionales o como mesas auxiliares. Algunos modelos incluso se transforman en camas pequeñas, ofreciendo flexibilidad y otra funcionalidad en el uso del espacio.

Escritorios plegables

Esta es una excelente opción para aquellos que necesitan un espacio de trabajo en casa de forma ocasional. Se pliega cuando no está en uso, manteniendo el living despejado la mayoría del tiempo.

¿Cómo lograr un living con estilo nórdico?

 Si ya tenés una decisión tomada por este estilo, seguí estos consejos clave para tener un living nórdico y no equivocarte en tus elecciones:

  • Evitá el exceso de adornos: aunque los detalles son importantes, el estilo nórdico se basa en la simplicidad, así que reducí los accesorios decorativos al mínimo.
  • Coordinación de colores: mantené una paleta de colores coherente y suave, sin contrastes extremos que puedan romper la armonía.
  • Materiales de calidad: optá por materiales naturales de alta calidad porque la durabilidad y autenticidad son elementos fundamentales en el estilo nórdico.
  • Funcionalidad y estética: asegurate que cada elemento del living cumpla una función específica y, al mismo tiempo, respete la estética del diseño.

Living estilo nórdico: tu próximo proyecto

En este tiempo de internet y redes sociales seguro vas a encontrar mucha inspiración para crear tu propio living con estilo nórdico. Pero también tenés que saber que, para recrearlo, no solo tenés que seguir modelos o ciertas pautas de diseño, sino lograr que tus ideas puedan captar la esencia de la simplicidad, la funcionalidad y la calidez características del estilo.

En este proceso, prestá atención especial a la elección de muebles, a elegir los colores adecuados y a darle protagonismo a la iluminación. Todo sumará para transformar tu sala de estar en un living nórdico que no solo sea visualmente atractivo, sino también el espacio acogedor que soñaste.

En el caso de que estés en un proceso de redecoración y tengas en mente optar por el estilo nórdico, necesitarás hacer algunos gastos, así que te sugerimos que leas nuestro artículo ¿Cómo ahorrar en una remodelación? ¡Y así tenés la oportunidad de llevar a cabo todos tus proyectos!

Por: Zonaprop

Imagen principal: Getty Images

Compartir

Leave a Reply

Recibí las últimas novedades del mercado inmobiliario