Skip to main content

Una casa histórica representa una parte importante del patrimonio cultural y arquitectónico del país. Son propiedades con encanto y siempre tienen un mercado interesado en ellas, tanto para compras de particulares como para empresas.

Tener este tipo de casa tiene ciertas ventajas, pero también conlleva desafíos, en especial con sus reformas y mantenimiento. Vamos a conocer qué aspectos relevantes destacan a estas casas.

Encanto y valor histórico

Las casas históricas en Argentina son testigos silenciosos de la historia y la cultura del país; existen una gran variedad de ellas con diferentes épocas y estilos. Podés encontrar mansiones y palacios elegantes de la Belle Epoque, casas de la época colonial con sus típicos patios interiores y pintorescas casas de campo del siglo XIX, por nombrar solo algunas.

Cada inmueble histórico cuenta historias fascinantes que cautivan tanto a propietarios como a visitantes y el valor intrínseco de poseerlo radica en su autenticidad, lo que puede traducirse en una inversión única cuyo valor se acrecienta por su singularidad y por ser irrepetible.

Desafíos de mantenimiento y restauración

Mantener y restaurar una casa histórica puede ser una tarea gratificante, pero también presenta una serie de retos, incluyendo restricciones legales y técnicas.

Preservación del patrimonio

Preservar su carácter y características originales puede requerir el uso de materiales específicos y técnicas de construcción tradicionales que pueden ser difíciles de encontrar o de replicar.

Regulaciones y restricciones legales

Las casas históricas están protegidas por leyes y regulaciones que limitan lo que se puede hacer en términos de renovaciones y modificaciones. Esto puede incluir restricciones sobre el tipo de materiales que se pueden utilizar, el diseño exterior e incluso el color de la pintura.

Costo de restauración

La restauración de una casa histórica puede ser costosa, especialmente si se requiere la contratación de arquitectos especializados y la adquisición de materiales antiguos o difíciles de encontrar.

Estabilidad estructural

Existen factores como el deterioro de los materiales, la falta de mantenimiento o los daños causados por el clima, que pueden causar problemas estructurales que requieren de la intervención de profesionales especializados.

Conservación de materiales originales

Para el mantenimiento y, cuando sea posible, se debe tratar de conservar y restaurar los materiales originales de la casa, como pisos de madera, molduras y ventanas. Esto puede requerir técnicas especializadas de restauración y la colaboración con expertos en conservación.

Cumplimiento de normativas de seguridad y construcción

Aunque es importante preservar el carácter histórico de la casa, eso no excluye cumplir con las normativas de seguridad y construcción actuales. Es posible que tengan que cambiarse las instalaciones, plomería, electricidad y calefacción, para hacer la casa más segura y funcional, y que deban llevarse a cabo modificaciones para garantizar la accesibilidad.

Incentivos gubernamentales para la conservación

En Argentina, existen incentivos gubernamentales que pueden ayudar a los propietarios de casas históricas a enfrentar los trabajos de preservación y conservación. Estos pueden tener diferentes formas como exenciones fiscales, subsidios para restauración y programas de asistencia técnica.

Un ejemplo de este tipo de incentivos es el programa de la ciudad de Buenos Aires que brinda una “Guía de buenas prácticas para realizar intervenciones en inmuebles de valor patrimonial” en cuyo capítulo X explica que,

Los propietarios de edificios catalogados pueden solicitar la exención del impuesto inmobiliario y la tasa de los servicios de alumbrado, barrido y limpieza (ABL) hasta un 100 % de su valor.”

Además, la misma reglamentación detalla que los edificios históricos pueden beneficiarse con donaciones, líneas de crédito o subvenciones.

Por otro lado, el Código Urbanístico prevé un “Fondo de Estímulo para la Recuperación de Edificios Catalogados” (FEREC) y el Ministerio de Cultura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires cuenta con el programa “Mecenazgo” para la preservación de patrimonio cultural, lo que incluye los edificios y casas históricas.

Restricciones de preservación

La propiedad y la renovación de casas históricas están sujetas a una serie de restricciones y regulaciones. Estas son algunas de las más relevantes:

Leyes de Patrimonio Cultural

Argentina cuenta con leyes a nivel nacional, provincial y municipal que protegen el patrimonio cultural, incluidas las casas históricas. Estas leyes establecen medidas para la preservación, conservación y restauración de edificios con valor histórico y arquitectónico.

Declaración de Monumento Histórico

Algunas casas históricas pueden estar declaradas como monumentos históricos a nivel nacional, provincial o municipal. Por esta razón, cualquier intervención o renovación en estos inmuebles debe ser aprobada por las autoridades competentes.

Normativas de Zonificación

Las casas históricas ubicadas en zonas protegidas o de conservación histópueden estar sujetas a normativas de zonificación específicas que limitan el tipo de construcción y renovación permitida en el área.

Restricciones de diseño

Las autoridades locales pueden imponer restricciones sobre el diseño exterior de las casas históricas, incluyendo el uso de materiales tradicionales, la altura de los edificios y la preservación de elementos arquitectónicos originales.

Permisos de construcción y renovación

Para llevar a cabo cualquier tipo de trabajo de construcción o renovación en una casa histórica, es necesario obtener los permisos correspondientes de las autoridades locales. En estos permisos intervienen, además de los organismos competentes, áreas especializadas que son determinadas en cada jurisdicción.

Estrategias de mantenimiento a largo plazo

El mantenimiento a largo plazo de una casa histórica es la mejor garantía para su preservación en el tiempo. Mirá estos consejos prácticos para llevarlo a cabo:

  • Establecé un programa regular de inspecciones para identificar cualquier problema o deterioro en la estructura o en los elementos arquitectónicos.
  • Realizá reparaciones preventivas tan pronto como sea necesario para evitar que los problemas empeoren con el tiempo.
  • Mantené los jardines y el entorno en condiciones con la poda de árboles y arbustos, control de malezas, riego adecuado, corte de césped, etc.
  • Controlá si la ventilación en la casa es suficiente para prevenir la aparición de moho, hongos y problemas de humedad.
  • Educá a los residentes y visitantes sobre la importancia de la preservación histórica y la necesidad de mantener adecuadamente la casa histórica a lo largo del tiempo.

Casas históricas: propiedades con valor agregado

Tener una casa histórica es toda una experiencia. Por un lado, en ellas vive la historia y disfrutarlas es un honor para quien las habita, pero, por otro lado, existen los desafíos del mantenimiento, que además incluyen regulaciones y restricciones.

Si estás dispuesto a abordar estos retos para tener una casa con el valor agregado de la historia, te invitamos a buscar tu casa antigua en nuestro sitio y descubrir las mejores oportunidades para adquirir una propiedad única.

Por Zonaprop

Imagen principal Getty Images

Compartir

Leave a Reply

Recibí las últimas novedades del mercado inmobiliario