Skip to main content

Muchas veces, los espacios fríos y despersonalizados pueden afectar nuestro bienestar emocional. Por esta razón aportar calidez a tus espacios es tan importante. ¡Ya que podría cambiar tu día!

Cuando entramos en nuestros hogares, cansados de la rutina y el ajetreo diario, anhelamos encontrar un refugio que nos brinde comodidad y paz. Sin embargo, a menudo nos enfrentamos a espacios que carecen de calidez, lo que puede generar un sentimiento de desconexión e insatisfacción.

La frialdad de ciertos ambientes puede estar vinculada a la elección de materiales, colores y elementos de diseño que no fomentan esa sensación de confort y abrazo cálido que estamos buscando.

Entonces, si vas a decorar tu casa, aparte de tener en cuenta las tendencias, los colores, la estética y los diseños que muestran en redes sociales, te sugerimos que sigas estos consejos para aportar calidez a tus espacios cotidianos:

Usá madera para sumar un toque natural

La madera es uno de los mejores materiales para brindar calidez. Ya sea en muebles, pisos o accesorios decorativos, la madera añade una sensación de autenticidad y conexión con la naturaleza. Si optás por muebles de madera maciza o incorporás elementos como marcos de madera y estantes, cambiás de forma increíble la percepción de un espacio.

La elección de tonos cálidos de madera, como roble y el pino, puede aportar una calidez sutil, mientras que la madera más oscura como el nogal crea una atmósfera acogedora y elegante. Considerá también elementos decorativos tallados en madera para agregar un toque artesanal que resalte la singularidad de tus espacios.

Apostá a los colores cálidos para agregar emoción a la decoración

El color de paredes, acolchados, almohadones, objetos, cortinas o sillones puede definir completamente un espacio. Sobre todo, en el caso de paredes, cortinas y sillones que ocupan grandes superficies y captan mayormente la atención visual.

Si buscás aportar calidez desde este ángulo, elegí colores de gamas amarillas, naranjas, rojas, marrones o beige. Estos tonos evocan sensaciones de calidez y confort, creando un ambiente más acogedor.

No es necesario utilizar en exceso estos colores para generar un espacio confortable, pero sí es importante equilibrar las diferentes tonalidades en tu hogar. Si tenés un ambiente completamente decorado en tonos fríos, como el azul, gris, blanco o negro, no vas a generar la sensación acogedora que pretendés.

Inspirate en el bosque, sus formas y sus tonos

Integrá en la decoración elementos naturales del bosque como plantas, piedras y textiles fabricados con elementos orgánicos como el bambú o fibra textil forestal. Utilizá patrones que evocan la flora y la fauna, y seleccioná muebles de madera que se destaquen por sus formas simples, como las geométricas. La combinación de estos elementos creará un ambiente que invita a la relajación y el bienestar.

Al buscar inspiración en el bosque, podés crear espacios que reflejen la serenidad y la calidez que se encuentran en la naturaleza.

Elegí una iluminación acogedora para crear ambientes relajantes

 Considerá la incorporación de luces LED cálidas en lugares estratégicos para resaltar elementos específicos y crear un ambiente acogedor. La combinación de diversas fuentes de luz permite ajustar la intensidad según el momento del día y las actividades realizadas en el espacio.

Un punto muy importante es el tipo de luz que utilizamos para iluminar los diferentes ambientes. Puede que estos conceptos sean un poco técnicos, pero son necesarios para entender el valor real de la luz en este caso. La luz tiene diferentes niveles de energía visibles por el ojo humano y los colores son impresiones producidas por las diferentes longitudes de onda de la misma.

Por lo tanto, el hecho de iluminar con una luz cálida o con una luz fría cambia completamente nuestra perspectiva visual de los colores y los espacios. Las luces frías, como las fluorescentes, pueden funcionar en espacios como cocinas y baños.

En cambio, en ambientes como livings, habitaciones o escritorios conviene utilizar luces cálidas, como las luces de tungsteno o ciertas LEDs, para lograr esa sensación acogedora. También, aporta a mejorar la estética del hogar el uso de diferentes tipos de luminarias: veladores, lámparas colgantes, con pie, más grandes o más pequeñas. 

Combiná texturas para personalizar los espacios

Combinar diferentes fibras en los objetos que decoran tu casa logra ambientes más acogedores. Los textiles de sillones, mantas, alfombras, almohadones o cortinas pueden cambiar un espacio y lograr que la calidez pase a ser una característica distintiva de tu hogar.

Es una forma ideal para conseguir apropiarse del espacio, darle una entidad más personal. Hay que animarse al terciopelo, las pieles sintéticas, las lanas, el chenille y todo tipo de texturas que puedan generar mayor sensación de calidez.

Jugate con muebles de diferentes estilos y materiales

Otro buen consejo es amueblar el hogar con muebles de diferentes estilos: antiguos y modernos, ya que la mezcla de estilos descontractura el ambiente. Las antigüedades aportan calidez y los muebles que están en tendencia y son más modernos le dan mayor frescura. Entre ambos se puede lograr una estética única y original.

También, es recomendable el uso de muebles de diferentes materiales como hierro y madera, mármol y madera, textiles y madera. La madera siempre ayuda a generar ambientes con calidez. Otra gran alternativa, más económica, son las fibras vegetales, como el mimbre, el ratán o el bambú, que también le dan un toque natural y cálido al espacio.

Aportar calidez a tus espacios para generar bienestar

La calidez en la decoración de interiores no solo es estética, sino también una forma de mejorar nuestro bienestar emocional. Cuando queremos estar a gusto, cada elemento cuenta para lograr espacios reconfortantes. Por esta razón, te aconsejamos incorporar madera, usar colores cálidos, inspirarte en la naturaleza y jugar con la luz. La idea es ayudarte a transformar tus espacios en refugios acogedores que reflejen tu personalidad y estilo de vida.

Por último, recordá que la decoración va más allá de lo visual; es una expresión de quienes somos y cómo queremos sentirnos en nuestro hogar. Por eso, si estás por comenzar una redecoración o refacción para aportar calidez a tus espacios, ttomá en cuenta nuestras sugerencias y, si no contás con mucho presupuesto, entérate ¿Cómo ahorrar en una remodelación?. ¡Manos a la obra!

Por: Zonaprop

Imagen principal: Getty Images

Compartir

Recibí las últimas novedades del mercado inmobiliario