4 consejos para que la mudanza no sea un dolor de cabeza

4 consejos para que la mudanza no sea un dolor de cabeza

Las mudanzas pueden ser estresantes, engorrosas y agotadoras. Para simplificar tu vida y evitarte un problema es clave tener una buena organización. ¿Querés saber cómo podés planificar de la mejor forma el traslado a tu nuevo hogar? Te damos 4 consejos para que lo logres:

Al momento de emprender una mudanza, es común tener la sensación de que será muy difícil organizar y empaquetar toda nuestra vida en algunas cajas. Pero, lo cierto es que una mudanza es una oportunidad para empezar de nuevo en un hogar, disponer de forma distinta tus muebles y deshacerte de todo aquello que no necesitás. 

Para que puedas encargarte de la organización de la mudanza, sin tanto estrés y con tiempo los 4 consejos que te vamos a dar son muy importantes. ¡Comenzá tu planificación ahora!

1. Una lista para gestionar los pendientes

Se trata de una etapa en la que se tiene tantas cosas por hacer que lo más sensato es empezar por armar un listado para que nada quede atrás. Una buena check-list puede escribirse en una libreta, un documento en la computadora o, incluso, en alguna app de tu celular.

Ciertos ítems que no pueden faltar en la lista: los gastos de la mudanza, notificar al propietario o a la inmobiliaria tanto de la propiedad en la que estás viviendo como a la nueva a la que vas a mudarte que cuándo vas a trasladarte, armar las cajas de cartón de diferentes tamaños según aquello que debas guardar, comprar rollos de plástico con burbujas para los objetos delicados, acumular diarios de papel con el mismo fin, tener un marcador permanente para identificar cada una de las cajas o bultos, comprar cinta ancha para cerrarlos, comunicar la nueva dirección de correo a los bancos y cualquier institución que la necesite, pagar todos los servicios de luz, agua y gas para que no queden deudas, dar de baja servicios como los de cable e internet, desconectar la heladera un día antes de la mudanza y limpiarla bien antes del traslado, aprovechar para donar ropa y objetos que no le demos uso y seguramente varias tareas más.

Esta estrategia organizará tu mudanza, impedirá que te olvides de cuestiones importantes, facilitará tu traslado y disminuirá el estrés.

2. Arrancá con tiempo a embalar

Para evitar los nervios a pocos días de tu mudanza, lo mejor que podés hacer es empezar a organizarte con tiempo. No esperes a guardar todas tus cosas dos días antes de mudarte porque seguramente no tengas tiempo suficiente. Si tenés la posibilidad, arrancá 15 días antes. Podés empezar por objetos que no utilices a menudo, como: libros, esa vajilla que sólo usas en las fiestas o ocasiones especiales, ropa de la temporada pasada u objetos de decoración. Luego, cuando se acerque el momento de la mudanza, guardá el resto de tus objetos de uso más frecuente.

3. Las claves del embalaje

Primero, tenés que armar las cajas y reforzar su base para que no se desfonden con el peso. Si tenés que guardar libros, llenalas sólo hasta la mitad porque de lo contrario no las vas a poder levantar cuando tengas que trasladarlas. 

Para que sea más fácil encontrar tus cosas y distribuir las cajas en tu nuevo hogar, es conveniente que rotules cada caja con el ambiente del que procede y con la información de aquello que contiene. 

También, es útil comprar etiquetas con la palabra “frágil” o rotularla vos mismo sobre las cajas para indicar que contienen objetos que pueden romperse con facilidad. Además, es necesario envolver vajilla, cristalería u objetos de decoración con papel de diario y con el plástico de burbujas para protegerlos.

Finalmente, a la hora de cerrar las cajas con cinta se aconseja pasarla dos veces para que queden bien aseguradas.

4. Separar los objetos de uso cotidiano

Al comenzar una mudanza se deben guardar y trasladar todos los objetos de tu hogar a uno nuevo. Es muy difícil organizar todo este embalaje en un solo día, por este motivo es importante que separes una valija o una caja con aquellas cosas que puedas necesitar mientras ordenás tu nuevo hogar. Artículos de higiene personal, ropa de uso diario, utensilios de cocina imprescindibles, el cargador del celular, remedios y cualquier otro objeto que se utilice a menudo. Es conveniente resguardarla del resto de las cajas para poder encontrar estos elementos fácilmente desde el primer día.

Con estos cambios es posible facilitar el proceso de la mudanza e, incluso, disfrutar del mismo. Después de todo, ¡el esfuerzo vale la pena para poder disfrutar de tu nuevo hogar! En Zonaprop te ayudamos a mudarte a tu nuevo hogar, con nuestra sección #TuHogarTuToque dale tu estilo.

 

Foto principal: Freepik.

Más noticias