Skip to main content

Las inmobiliarias aseguran que durante junio crecieron las consultas de posibles compradores. En general son porteños que buscan ganar metros cuadrados y descentralizarse de la urbe. Los countries y barrios cerrados lideran el ranking de la demanda.

Zona norte se convirtió en el centro de las miradas. Es que la cuarentena generó que muchos de los porteños buscaran cambiar su forma de vida. Desde countries hasta las clásicas localidades de Martínez, Vicente López o Florida son los favoritos de quienes hoy deciden invertir en más metros cuadrados, pero también en espacios al aire libre y lejos del bullicioso microcentro.

“Durante el mes de junio que estuvimos 100% activos tuvimos un crecimiento sostenido en cuanto a la demanda, muchos comenzaron a averiguar para cambiar su forma de vida. Los espacios al aire libre y la tranquilidad de zona norte llama mucho la atención de los potenciales compradores”, describe Daniel Salaya Romera, dueño de la inmobiliaria homónima.

La principal opción son hoy los clásicos barrios cerrados o countries, en donde la seguridad privada y los espacios al aire libre cobran gran importancia, sobre todo en tiempos de pandemia. Según los datos de Zonaprop, durante los meses de cuarentena las búsquedas de este tipo de propiedades se afianzaron en el norte donde crecieron un 50%, mientras que el sur las búsquedas aumentaron un 30% y, por último, en el oeste un 20%.

Las oportunidades parecen estar hoy en la zona norte donde no solo crece la demanda, sino también la oferta: “En nuestro caso vemos un crecimiento muy grande en cantidad de casas en venta durante el mes de junio. Por un lado, hay necesidad de hacerse del cash y un público que quiere radicarse en otros países como Uruguay”, detalla Daniel Salaya Romera.  “Observamos un fenómeno muy particular con los despatriados, hubo mucha devolución de casas que estaban en alquiler en manos de ejecutivos extranjeros”, agregó el especialista con gran presencia en la zona.

Muchas de las casas que estaban alquiladas a extranjeros, hoy quedaron desocupadas y se volcaron al mercado de la venta por la situación actual respecto a los mínimos históricos en rentabilidad. “Se trata de casonas muy grandes y valiosas”, resalta Salaya Romera.

Lo cierto es que si bien creció la oferta de propiedades, los precios se mantienen relativamente estables y se dan rebajas considerables solo en algunos casos puntuales. “Hay muchos buscadores de oportunidades, pero no son tantos los propietarios dispuestos a bajar los valores. Cada caso es particular y depende de la necesidad de cada propietario”, ejemplifica Salaya Romera. Por eso hoy cobra singular importancia el rol del inmobiliario que debe mediar entre las partes e interpretar la necesidad de cada uno.

Hay dos factores que llegaron para quedarse, el primero es el teletrabajo y los cambios de costumbres que dejará la pandemia. Mucha gente busca descentralizarse, es decir alejarse de la urbe y ampliar su espacio para poder desarrollar con comodidad sus tareas laborales”, indica Miguel Di Maggio, dueño de la inmobiliaria Depa. Además, reconoció que “no hay un boom de operaciones, pero si vemos muchas consultas por casas en countries en zonas como Pilar o Del Viso”, agrega el bróker.

Si bien hay un público que decide mudarse a barrios como Vicente López o San Isidro, para Di Maggio “las oportunidades están todavía más al norte del conurbano, en barrios cerrados de Pilar donde el valor del metro cuadrado es más accesible y hay más oportunidades”, indica.

El último index de Zonaprop sostiene que el precio promedio pretendido por propietarios de Zona Norte para un departamento de dos ambientes y 50 m2 es de u$s 118.500, mientras que para un departamento de 3 ambientes y 70 m2 es de u$s 165.900. Ahora bien, Vicente López tiene un valor de u$s 2.790 por m2, San Isidro (u$s 2.717 m2), San Fernando (u$s 2.707 m2) y Tigre (u$s 2.404 m2). Por debajo de la media están: Escobar (u$s 1.957 m2) y  Pilar (u$s 1.897 m2).

No hay dudas de que hoy los ojos parecen estar posicionados sobre la zona norte del conurbano bonaerense “cuando el mercado se acelere inevitablemente van a bajar los precios de las propiedades, yo creo que los valores tienen que descender entre un 20 y un 40%”, detalla Maggio.

Por otro lado, son muchos quienes empezaron a buscar lotes para construir sus casas, se trata de un negocio que poco a poco empieza a reactivarse. “En plena cuarentena decidimos comenzar a construir porque hay demanda de lotes en los countries y barrios cerrados, muchos lo ven como una buena inversión”, concluye Maggio.

Imagen principal: Gastón Abascal ( @ika.pics )

Por: Belén Fernández.

Compartir

Un comentario

  • Juan dice:

    Teniendo en cuenta el valor del m2 en Martínez/San Isidro, soy comprador de un departamento de 80 m2 con cochera y buena vista, entre la vía y Libertador.

Enviar una respuesta

Recibí las últimas novedades del mercado inmobiliario