Se viene el etiquetado de viviendas que garantiza la eficiencia energética. En qué consiste y quiénes certifican. ¿Qué es la certificación LEED?

Así como los aires acondicionados y las heladeras tienen un etiquetado que habla de su consumo, las casas y edificios también van a tenerlos. Y será más temprano que tarde.

La Norma IRAM 11900 /v.2017 Prestaciones energéticas en viviendas. Método de cálculo para el etiquetado de viviendas ofrece una herramienta virtuosa al mercado inmobiliario, mejorando el stock de nuevas viviendas y comenzando a mitigar seriamente el impacto de la industria de la construcción en la etapa de ejecución y operación, en la generación de gases efecto invernadero”, sentencia el arquitecto Gabriel Torraca, titular del estudio de arquitectura Gatarqs, aludiendo a las primeras disposiciones que se inscriben en esta tendencia.  

¿Qué mide la etiqueta? “La prestación energética total (PE), calculada contrastando con los valores máximos que, según la zona, defina cada autoridad de aplicación de la norma”, contesta Torraca. De acuerdo con el profesional, este índice IPE es el que, expresado en porcentajes, definirá la calificación que etiquetará a la vivienda.

Crédito: IRAM.

En concreto, la PE tiene en cuenta determinados requerimientos tales como la Iluminación, el agua caliente sanitaria y la climatización, también, la calefacción y el aire acondicionado. Asimismo, considera las contribuciones que hace en materia energética, en base a la generación con fuentes renovables como la solar fotovoltaica y la solar térmica.

Otro ítem importante de la normativa incluye las estrategias pasivas de diseño arquitectónico, que disminuyen los requerimientos energéticos únicamente con estrategias de diseño que consideran la aislación, la inercia térmica, la protección solar, la ventilación natural, la captación solar, la humidificación y el entorno.

De acuerdo con el arquitecto Gustavo Benzi, a la cabeza del estudio homónimo, la certificación energética va a dar mucho trabajo para los profesionales del sector. “Es una especialización que tiene que ver con lo que se viene, que es la sustentabilidad. Y ahí se abren nuevas oportunidades”, define.

El arquitecto sostiene que la sustentabilidad es el futuro, “un cambio cultural que todos debemos asumir”. Así, advierte, el sector deberá construir de una manera sustentable, eligiendo los materiales más apropiados y haciendo un uso racional y eficiente de las instalaciones y la energía.  En este sentido, informa, el año pasado, la Subsecretaria de Energías Renovables, dependiente de la Secretaria de Energía de la Nación, lanzó el Programa Nacional de Etiquetado de Viviendas, donde los profesionales de la construcción pueden realizar el curso de certificador energético.

A futuro, todas las viviendas necesitarán ser etiquetadas y mejorar su eficiencia, lo cual traerá aparejado un menor costo en los servicios de luz, gas y, más a futuro todavía, también el agua, y la vivienda se revaluará inmobiliariamente”, profetiza Benzi.

Cabe consignar que, en noviembre del año pasado, la Cámara de Diputados de Santa Fe sancionó la Ley de Certificación de Inmuebles destinados a Viviendas, una iniciativa del gobierno provincial que tuvo como objetivo introducir la Etiqueta de Eficiencia Energética como un instrumento que brinde información a los usuarios acerca de las prestaciones energéticas de un inmueble.

Así, Santa Fe se convirtió en la primera provincia del país en legislar en este sentido. Y, según fuentes locales, sentando precedentes, ya que la legislación está siendo estudiada por otras seis provincias argentinas para a partir de esta experiencia iniciar sus acciones de eficiencia energética en las viviendas.

Spotlight:

  • La certificación LEED (Leadership in Energy & Environmental Design) es un sistema de certificación de edificios sostenibles, desarrollado por el Consejo de la Construcción Verde de Estados Unidos.
  • Se basa en la incorporación en el proyecto de aspectos relacionados con la eficiencia energética, el uso de energías alternativas, la mejora de la calidad ambiental interior, la eficiencia del consumo de agua, el desarrollo sostenible de los espacios libres de la parcela y la selección de materiales.
  • La construcción con la más alta certificación LEED en nuestro país es el edificio Altman Eco Office, que cuenta con techos verdes y un uso eficiente del agua y de la energía, los materiales utilizados en su construcción siguen esta línea, así como también tiene mecanismos que logran reducir los desechos y la contaminación enviada al medioambiente.
  • “Se puede tener un alto grado de eficiencia energética y, aun así, no certificar LEED” (Arq. Gustavo Benzi, Dixit)

Imagen: Skeeze en Pixabay.

Por: Victoria Aranda.

Compartir

Deja un comentario