Skip to main content

Mientras el foco está puesto en la normativa que regula el mercado locativo, los inmobiliarios buscan también hacer hincapié en el sistema de desalojo que hoy puede demorar años y costar mucho dinero para los propietarios.

La Ley de Alquileres finalmente empezó a ser tratada en el Congreso en medio de una fuerte polémica. Entre la lista de modificaciones que hoy se debaten los ítems más importantes parecen estar en el plazo de los alquileres y el sistema que los indexación. Pero, ¿qué pasa con los desalojos? Cómo se ponen en funcionamiento y qué proponen los inmobiliarios.

Hoy los desalojos suelen tardar años y se convierten en un gasto enorme para los propietarios. No solo porque no reciben la renta mensual por la vivienda que está ocupada, sino por los gastos que deben afrontar entre trámites de gestión y aranceles para los abogados.

Lo cierto es que esos plazos se pueden acortar si se utiliza la figura de “desalojo abreviado” que existe en el Código Procesal Civil y Comercial.

“El desalojo abreviado ya existe en nuestro código, que es un esquema de pedido de desalojo mediante una caución. Esto lo hace el propietario y, si bien ya existía, no funciona realmente como tal”, resalta Mariano Oppel, dueño de la inmobiliaria homónima y presidente de la agrupación Unidos por la Profesión que presentaron un proyecto para que se debate este punto fundamental en la Ley de Alquileres.

Pero, qué pasa cuándo actualmente se pone en funcionamiento el desalojo abreviado. “La realidad es que hay que esperar que se responda a la demanda, tiene una serie de medidas preliminares y una forma de notificar la demanda con un oficial muy antigua que retrasa los tiempos”, explica Oppel.

Es decir que de abreviado, solo quedó el título. “El procedimiento no funciona como tal. Por eso nosotros presentamos un proyecto en donde proponemos que funcione un desalojo abreviado”, resalta el empresario inmobiliario.

¿En qué casos los inmobiliarios proponen que se lleve a cabo un desalojo express? “Son tres causales fundamentales: falta de pago, vencimiento de contrato o intrusión. En estos casos, el juez inaudita parte y pide el desalojo lo que facilita el proceso”, explica Oppel. Es decir que no se notifica al inquilino, sino que se lleva a cabo la medida directamente.

“El planteo es abrir nuevas maneras de comunicar con plazos más cortos  al inquilino. Y frente a una situación concreta que se pida el desalojo de forma inmediata”, resume el bróker.

“Hay otras causales, como el mal uso del inmueble o destrucción de la propiedad. En esos casos se puede pedir el desalojo. Pero con una caución juratoria, que no tiene que ser con el título de propiedad. Es como si fuese una declaración jurada en donde vos asumís el compromiso de hacer las cosas bien”, agrega.

Suscribite a nuestro newsletter

Cuál es la propuesta en cuatro puntos

1. El proyecto de ley impulsado por los inmobiliarios transforma en procesos sumarísimos (se refiere a juicios que por ley tienen una tramitación brevísima) todos los juicios de desalojo de inmuebles.

2. Elimina diligencias preliminares, es decir que acorta los plazos y agrega nuevas y mejores formas de notificación.

3. Para los casos de intrusión, falta de pago o vencimiento del contrato con la presentación previa caución real se puede pedir la inmediata restitución del inmueble. (El juicio continúa. Si se demuestra que desalojo mal, deberá pagar una fuerte multa y responder con el inmueble)

4. Para otras causales de incumplimiento como puede ser cambio de destino, mal uso de la propiedad, bajo caución juratoria se puede llevar adelante el desalojo y después de trabada la litis (causa), se puede pedir la inmediata restitución del inmueble.

Por: Belén Fernández.

Imagen principal: Pressfoto para Unsplash

Compartir

Enviar una respuesta

Recibí las últimas novedades del mercado inmobiliario