Skip to main content

Finalmente el sinceramiento de dinero se extendió también para el caso de los inmuebles usados. Para el sector se trata de una buena noticia. ¿Cómo repercutirá en los números de diciembre? 

La semana pasada se aprobó en el Senado el Presupuesto 2023 que amplía el blanqueo vigente con destino a la construcción para la compra de los inmuebles usados. Si bien su reglamentación todavía genera muchas dudas en el sector, anticipan que será un impulso para las ventas de fin de año.

Los números de escrituras del Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires no son alentadores. En octubre se firmaron 2974 actos de compra venta. Se trata del primer mes, después de cuatro consecutivos, en donde los números fueron inferiores a los 3000 actos. Es decir que, en comparación a septiembre, las operaciones bajaron un 5,9%.

Esta noticia podría significar un giro en esos números, aunque todavía hay muchas dudas sobre su reglamentación. “Pedimos una reunión con AFIP porque queremos entender y participar de la letra chica para su implementación que creemos no tardará en llegar. Sin dudas esto es determinante para que el sinceramiento sea positivo”, explica Alejandro Bennazar presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA) una de las entidades que más impulsó esta medida.

Mientras que Marta Liotto, presidente del Colegio de Corredores Inmobiliarios porteños (CUCICBA), agrega que “es una muy buena herramienta, que se va a potenciar con la incorporación de los inmuebles usados”. Y dice que “es un buen momento para quienes quieran invertir. El mercado tiene valores bastante por debajo del promedio histórico. Incluso está por debajo de la región”. Hoy según los empresarios inmobiliarios los precios de cierre bajaron desde la pandemia hasta un 35%. 

Según datos de CUCICBA el 80% de las operaciones que se hacen en el mercado de bienes raíces se dan en inmuebles usados. “Sin lugar a dudas es una medida muy importante y creemos que traccionará las ventas. Es algo muy esperado por el sector”, agrega Bennazar.

Todavía no tenemos claro por cuánto tiempo se podrá blanquear para usados pero esperamos un plazo de por lo menos 12 meses. Es importante formar parte de la letra chica para su funcionamiento y así garantizar el éxito”, dice Bennazar.

Ahora quedan dos instancias pendientes: la promulgación por parte del Poder Ejecutivo y su debida publicación en el Boletín Oficial para que entre en vigencia la reglamentación.

Entusiasmada Liotto agrega: “en la búsqueda de generar más operaciones inmobiliarias, creemos que el blanqueo es una gran oportunidad para recuperar el dinamismo del sector.  Esperamos  que se mueva la compraventa de inmuebles y que  en especial se mejore la oferta de nuevas unidades para alquiler”.

Hay que tener en cuenta que en diciembre comienza la caída estacional de operaciones por la llegada de las fiestas y la influencia, en este caso también del mundial. “No soy positivo con el corto plazo, no creo que exista una recuperación profunda del mercado en lo inmediato. Creo que eso sucederá recién en el mediano plazo, es decir en 2024 o el segundo semestre del año que viene”, agrega, no tan positivo Fabián Achával presidente de la inmobiliaria homónima.

Suscribite a nuestro newsletter

¿Qué dice la normativa?

La posibilidad de que el blanqueo se aplique para la compra de inmuebles usados está fijado por el artículo 71 del Presupuesto 2023. El texto añadió la posibilidad de incluir a los inmuebles usados solo en dos casos: el primero que sea “destino exclusivo” de uso de vivienda propia de aquel que blanqueó. En un segundo caso que sea destinada al alquiler tradicional para vivienda familiar por un plazo que no podrá ser menor de 10 años.

En el caso del blanqueo para la construcción y el que prevé operaciones con inmuebles usados, el valor de adquisición del inmueble deberá ser igual o inferior a dos veces al importe previsto como mínimo no imponible para Bienes Personales. Hoy ese monto es de $30 millones para 2021 y aún no está definido el correspondiente a 2022.

Según se calcula, el valor del inmueble no podría superar los $106.800.000, por el cual aplican gran cantidad de propiedades que están en venta en todo el país.

Por: Belén Fernández.

Imagen principal: Mike van Schoonderwalt para Pexels

Compartir

Enviar una respuesta

Recibí las últimas novedades del mercado inmobiliario