Skip to main content

Una cuenta de Instagram que visibiliza y renueva imágenes de pequeños negocios, antiguos y naturalizados, aquellos que ya forman parte de la identidad barrial, pero de los que, en general, se desconoce su historia.

Hace no mucho tiempo, los locales se concentraban en las páginas amarillas, el antecesor de los listados de Google. Red Local BA es la mutación y combinación de ambos espacios donde la virtualidad y digitalización coexisten con lo vintage de las historias relatadas y de la información brindada. 

En pandemia la compra local y barrial aumentó exponencialmente ante la clara imposibilidad de transportarse y movilizarse hacia grandes distancias. Fomentar el comercio cercano es una de las premisas que destaca  el modelo de “Ciudad de los 15 minutos”, que propone que el consumo, las actividades escolares y laborales y la satisfacción de necesidades en general puedan cubrirse sólo con recorrer menos de quince minutos a pie o en bicicleta. Fue en ese contexto de encierro en el que Gala Cabrera, fotógrafa de diseño e interiorismo y estudiante de arquitectura, descubrió que el único contacto que tenía con gente por fuera de su hogar era al momento de hacer las compras en las cercanías de su casa. La idea comenzó a gestarse cuando fue a una dietética de estilo barroco, llena de productos en sus paredes en Almagro, le pareció interesante visualmente y preguntó si podía sacar fotos. 

El origen

La fotógrafa empezó a mirar con otros ojos y a capitalizar esos encuentros que para ella eran el escape diario durante la cuarentena. “Más allá del interés sensitivo, después me di cuenta que era una oportunidad para ellos también”, relata Gala. Con su proyecto modernizó las fotos de los comercios y les propuso armarse cuentas de Instagram para visibilizar y difundir sus productos, ya que notó que muchos no estaban dispuestos a afrontar el gasto de contratar a alguien para el manejo de redes. ”Es la oportunidad de darles más recursos, darles una nueva imagen”, afirma. Sin embargo, hay quienes siguen reticentes a expandir su negocio digitalmente y mantiene sus círculos y clientela cotidiana, la que se maneja de boca en boca y con la antigua recomendación de confianza.

A diferencia de las grandes cadenas comerciales, los locales barriales son joyas que guardan historia y una magia muy particular desde la experiencia de los dueños hasta la trayectoria en cada rubro. Su poca tecnificación y difusión implicó grandes esfuerzos para hacerle frente a la competencia con la llegada de las plataformas de venta online y procesos de logística sumamente agilizados. 

Empezó por el barrio en el que vive: Almagro. Conoció a Eli, una verdulera, su idea era hacer una breve reseña y no iba a contar la historia, pero conversando se dio cuenta que tenía “mucha data” y no podía despegarse de eso. “La imagen se correspondía todo el tiempo, para mi el espacio y el lugar donde están tienen cargados esa historia”, ilustra Gala.

“Eli me cuenta que vendía verdura en la salida del supermercado Disco y que la movían para todos lados, hasta que logró ponerse su local”, cuenta la creadora del proyecto. A partir de ese momento, la fotógrafa notó su desconocimiento sobre el barrio y dijo “vamos a ver qué es lo que hay acá, a metros de mi casa”. Fue el punto de partida para empezar a darle valor a trabajos de muchísimos años que hasta ahora venían silenciados.

Indagar lo desconocido

Cada mes recorre un barrio porteño distinto, la lógica funciona de la siguiente forma: “Es entrar y ver. Los elijo por los años, el amor, la historia, tiene que haber algo que me llame mucho la atención”. Asimismo, para ella también es importante hablar con los comerciantes porque, al estar haciendo una reseña que probablemente alguien después tome como sugerencia, quiere que la experiencia sea amena. El último tiempo se sumó la periodista Guadalupe Habif para trabajar la redacción y juntas arman el relato de las conversaciones. El texto se convirtió en un complemento fundamental y, según explica, contar la historia en el pie de la foto permitió generar una conexión más sencilla entre lo que se veía y el trasfondo de la imagen.

“Su marca son ellos, no tienen que buscarse otra identidad”, describe Gala que defiende que estas marcas con vendedores que trabajan hace más de 20 o 40 años en el rubro son las mejores para consumir. Este mes trabajó en Retiro y el próximo puede que visite Belgrano.

Locales con historias

Gala dice que son muchas las historias que recuerda pero elige dos para atesorar de este proyecto. Por un lado, Alicia y Daniel, dueños de una librería en Recoleta. “Están casi al terminar de la galería, me los encontré y me contaron su historia. Se enamoraron con un libro en la mano, se conocieron en la facultad, tenían muchos libros en la casa y así empezaron su primera librería”, narra. A su vez, añade que las galerías son un tipo de arquitectura que, al menos en algunas ciudades, ya no está funcionando. 

Por otro lado, un local de reliquias vintage en la galería Quinta Avenida. Gusti vintage es con la misma dinámica. Creo que me atraen principalmente por eso, por la ubicación y el mundo que hay alrededor de esos lugares. Está todo gris y entrás a esos lugares y sentís que estás en Alicia en el País de las Maravillas”, detalla Gala. Además, explica que es una galería donde se vende ropa reutilizada y, particularmente, él hace una muy buena selección de las prendas.

Un proyecto que moderniza e invita a conocer otra vez locales que conviven con uno. “El espacio conjugado con la historia que cuenta la persona es una explosion interesante, a veces muy bizarra, pero ahí está la ganancia”, concluye la fotógrafa.

Imagen principal: Gala Cabrera

Por: Mora Violante.

Compartir

Un comentario

  • nélida dice:

    Cómo es importante,descubrir en los comercios barriales,la historia y la dinámica de cada uno de ellos,para así llegar a interesarnos ,por su trayectoria.
    La fotógrafa Gala supo hacer su tarea y Mora logró volcar sus palabras ,en el relato.Ambas se complementaron,en mi humilde opinión.

Enviar una respuesta

Recibí las últimas novedades del mercado inmobiliario