En 2019 la suba acumuló un alza del 50% interanual. Es por la incidencia de los sueldos de los encargados. Hoy hay un 20% de morosos y sólo el 30% paga en término.

Las expensas son un factor determinante a la hora de alquilar un inmueble, muchas veces sus números elevados pueden echar atrás una operación. Y es que en todo el 2019 este servicio se incrementó en promedio un 50%, al ritmo de la inflación. Sin embargo, el dato que preocupa es que la tendencia seguirá hacia la suba y, según los especialistas, en marzo se incrementarán alrededor de un 15% más.
Respecto a los salarios de los encargados, Matías Ruiz, presidente de la Asociación Civil de Administradores Independientes de Propiedad Horizontal (AIPH), explicó: “Hay que tener en cuenta que este mes se dio el ajuste solidario, la suma de tres mil pesos, a lo que se suma en el sueldo de febrero mil pesos más. Además, en marzo está el aumento del 9,5% que se acordó por paritarias el año pasado y, como se firmó en 2019, no es absorbido por el incremento solidario a cuenta de las paritarias de este año. Todo esto sumado al impacto que tiene la antigüedad en el convenio de los encargados va a impactar significativamente en las expensas de marzo“.
La incidencia de las cargas sociales y los sueldos es cercana al 60% del total de las expensas. “Es el rubro más importante, si se incrementan los salarios, el impacto es directo en las expensas”, agregó Ruiz. El año pasado, el gremio que comanda Víctor Santamaría quedó como uno de los mejores posicionados en el ranking de paritarias junto a camioneros y bancarios. Otro de los ítems que incrementó la incidencia en los gastos del consorcio son los servicios, sobretodo el agua –que muchos tienen dentro de las expensas- y el gas para aquellos edificios con caldera.
Estos aumentos, si bien fueron al ritmo de la inflación, fueron muy superiores al aumento promedio que tuvieron los sueldos el año pasado, por lo que generaron un incremento de morosos. “Hoy tenemos en promedio un 20% de morosos, pero lo que más se incrementó es la cantidad de gente que paga fuera de fecha”, explicó por su parte, Daniel Tocco, vicepresidente de la Cámara Argentina de la Propiedad Horizontal (Caphai). “Hace dos años el 70% del edificio pagaba entre el 1 y el 10 de cada mes, hoy sólo lo hace el 20%”, agregó.
Con las deudas que crecen llegan las complicaciones y el estado de abandono. “No se puede hacer mantenimiento del edificio, no se puede planear mejoras porque hay poco flujo de dinero en la cuenta. A los vecinos que no pagan los subvenciona el resto que si lo hace. El panorama es muy complejo”, destacó Tocco. “Los servicios hay que pagarlos si o sí. No solo el vecino cumplidor subvenciona la expensa del otro, sino hasta el agua y el gas”, concluyó por su parte Ruiz.

Expensas: decisivas a la hora de elegir un alquiler

Las expensas, el estado del edificio y la cantidad de deudores que este tiene son un factor determinante para concretar un alquiler. “Los inquilinos, dada la inflación anual y el constante encarecimiento de todo tipo de artículos, se fijan bien en el valor a pagar de las expensas antes de alquilar”, explicó Jorge Toselli, dueño de la inmobiliaria JT.
Según el especialista, el alquiler de un dos ambientes en el barrio de Palermo o Recoleta tiene un precio promedio de $17.000 a lo que se le debe sumar cerca de $3.000 de expensas: “se calcula cerca de $20.000 destinado para un alquiler. Menos de U$S 250 al mes, lo que hace que la rentabilidad para el propietario sea muy baja”, indicó Toselli.
Sin embargo, hay un público que está dispuesto a pagar valores altos de expensas en busca de servicios como SUM o pileta. “Los departamentos de menos 15 años que cuenta con piscina y gimnasio abonan expensas más altas que los locatarios aceptan de buen grado al buscar servicios”, finalizó Toselli.

Por: Belén Fernández.

Crédito: Pressfoto para Freepik.

Compartir

Deja un comentario