Skip to main content

Hay mucho interés por el intercambio de propiedades. En Capital, el número es bajo, pero en el interior del país toma más fuerza entre unidades usadas y, en algunos casos, llega a reflejar el 8% del movimiento del mercado.

El mercado de permuta siempre estuvo presente en las operaciones inmobiliarias, pero en tiempos de escasez de créditos hipotecarios, parece poco a poco ir tomando protagonismo, sobre todo en el interior del país. Actualmente, crecieron las consultas para hacer operaciones con intercambio de bienes, aunque aún son muy pocas las que se cierran a través de esta metodología.

Hoy crecieron considerablemente las consultas sobre la opción de permutas. Casi la mitad de quien busca un inmueble para comprar consulta por una permuta total o parcial, pero en concreto las operaciones no son significativas”, describe Juan Pablo Baca, consultor inmobiliario especializado en el interior del país. 

Las operaciones de compra-venta de inmuebles con este sistema de intercambio de bienes, “siempre tuvieron un porcentaje bajo, pero sí podemos decir que ahora se duplicó ese número” remarca el especialsita y agrega: “Si antes era de un 3% al 5%, ahora esa cifra va del 5% al 8%”. Lo que ocurre hoy en el mercado es: “mayor demanda que busca estas operaciones, pero poca oferta que la acepta porque la mayoría prefiere el efectivo”, señala.

En el mercado de los terrenos la permuta es habitual. “Es más flexible. Antes de la pandemia estaba entre el 40, 50%. Ahora ese porcentaje creció considerablemente hasta en algunos casos alcanzar el 100%”, sostiene Baca.

El principal inconveniente radica en lograr que ambas partes estén de acuerdo y que ambos les interese el bien que le ofrecen. “Entre privados, para aquellos que buscan para vivir, la coincidencia es difícil, pero la negociación es más fácil porque ambos bajan los precios”, describe. Por otra parte, hay cada vez mayor volumen de inversores que buscan un inmueble para comprar y ofrecen su departamento como parte de pago. “No se producen tantas operaciones porque en este último caso se castiga el precio del inmueble. Lo más recomendable es vender la unidad  y con el dinero ir a comprar”, afirma el consultor.

Suscribite a nuestro newsletter

En usados

La permuta no es algo nuevo, sino que tiene años dentro del mercado, pero hay sitios en donde parece convalidarse más. “Hay muchas consultas por permutas, pero muy pocas se llegan a concretar. Entre las operaciones que venimos realizando ninguna en la Ciudad de Buenos Aires es con este sistema. Es muy difícil que a ambas partes les resulte atractivo”, explica por su parte, Adrián Cyderboim, director de Crecer Inmobiliaria.

Para Baca, hay una tendencia que está creciendo en torno a la permuta. “Hay buenas opciones para hacer negociaciones, siempre es importante estar bien asesorados, pero se puede tratar de las operaciones del futuro”, remarca.

“La verdad es que lo que respecta propiedades usadas, hemos hecho en los últimos años, pero muy pocas. Se hacen reservas ante referéndum de las ventas y si se vende ese inmueble compran. Esa cadena sí está tomando fuerza en los últimos meses, pero permuta propiamente dicho,  no estamos realizando en forma significativa”, finaliza Cyderboim.

A favor de las permutas, Leandro Korn de la inmobiliaria homónima analiza: “Es un mercado más justo. Te permite no descapitalizarte. Acerca las operaciones es un punto de equilibrio en el mercado de hoy, de hecho, tienen más flexibilidad. En el mercado de los terrenos están casi al 100% en permuta”.

Según explica Korn, la gente por más que tenga los dólares, no quiere deshacerse de ellos. “En general, buscan usar su inmueble como parte de pago. Hace tiempo que la permuta le convenía al comprador, pero ahora los vendedores también piden hacer permuta porque es tanta la diferencia a un pago cash que la verdad que los vendedores no quieren bajar tanto los precios”, remarca.

Y si bien todos los especialistas consultados aseguran que en el ámbito de la construcción el intercambio de bienes está muy afianzado, también crece en el rubro de los inmuebles usados. “Es más difícil porque las necesidades son de vivienda salvo esos usados que están vacíos que lo tienen los propietarios a modo de renta, pero hoy la renta es muy baja y lo han sacado del alquiler”, resume Korn que, sin lugar a dudas, asegura que hoy “la permuta crece como forma de hacer operaciones en el mercado inmobiliario”.

Imagen principal: Jcompp para Freepik

Por: Belén Fernández.

Compartir

Enviar una respuesta

Recibí las últimas novedades del mercado inmobiliario