Skip to main content

 

Los desarrollos en pozo siguen siendo la mejor opción. También, los departamentos a estrenar se ubican como una excelente alternativa con precios hasta un 20% más bajos que previo a la pandemia. El corredor norte se perfila como el más buscado.

Las inversiones en pozo siguen siendo la inversión más atractiva en el mercado inmobiliario. La principal ventaja es que el valor del inmueble se financia en pesos y el desembolso inicial es del 30% del total del valor. Las unidades a estrenar también ganan adeptos con precios en promedio 20% por debajo de los valores pre-pandemia.

Hoy en el mercado de compra-venta  los principales compradores son consumidores finales. En junio de este año, según el último informe del Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires, se realizaron 2439 escrituras, un 73,6% más que en 2020 y un 28,3% por encima del mes pasado. “Los que invierten en ladrillo son quienes tienen un excedente en pesos o que reciben una parte de su sueldo en dólares, pero no les alcanza o no se animan a invertir en el exterior”, resalta Miguel Ludmer, director general de la inmobiliaria Interwin.

Entonces, porqué los desarrollos en pozo resultan tan atractivos, aún hoy con una economía en crisis y en medio de una pandemia. “Con los inmuebles en pozo se puede ganar hasta un 30%. Es decir, si hoy el departamento tiene un precio de u$s 100 mil, al finalizar la obra ese valor será de $130.000”, ejemplifica Ludmer.

Otro de los factores fundamentales a la hora de elegir un departamento para comprar es la zona en donde se encuentra. La oportunidad está hoy en el corredor norte. “Se tratan de barrios consolidados donde los precios se acomodaron en promedio un 20% a la baja”, dice el especialista inmobiliario.

Lo cierto es que hoy no hay una gran cantidad de inversores que piensen en ladrillos para la renta. La Ley de Alquileres desalentó a este tipo de compradores. “Quienes quieren comprar hoy es para vivir, en general para agrandarse o en busca de mayor espacio al aire libre con balcones y amenities en los edificios”, agrega.

Para David Cipolla, director de la inmobiliaria homónima, hoy no solo los desarrollos en pozo se presentan como una buena alternativa, también los departamentos a estrenar. “Nosotros estamos comercializando muy bien un edificio ubicado en Palpa al 2500 en el barrio de Belgrano que tiene entrega inmediata y las unidades se consiguen hasta un 20% por debajo de lo que valían en marzo del 2019, previo a la pandemia”.

David Cipolla Propiedades

Para el especialista invertir en un barrio ya afianzado es la clave. “Hay muchos proyectos y desarrollos en barrios como Belgrano o Palermo, estas zonas siguen creciendo y tienen una alta demanda”, remarca. “Hoy la gente está buscando edificios de categoría con amenities y espacios verdes”, añade.

Desde la inmobiliaria comercializan un edificio ubicado en Ciudad de la Paz al 2200, cuenta con unidades amplias en una zona consolidada, que, a pesar de la quietud del mercado, está teniendo muy buen nivel de demanda. “Una unidad de dos ambientes, pero con 60 m2 tiene un precio de u$s 133 mil. Se trata de verdaderas oportunidades”, indica. Prevén que la construcción esté finalizada a fines del 2022.

Suscribite a nuestro newsletter

Las constructoras comenzaron el 2021 con un espíritu renovado tras un 2020 para el olvido. “Tras varios años de crisis, el cambio siempre está lleno de oportunidades. Eso significa que el 2021 seguirá siendo un gran año para aquellos emprendedores que sepan identificar qué proyecto construir y no olvidarse de que el mismo, deberá ser una oportunidad en el mercado”, explica Mabel Korn, vicepresidente de Korn Propiedades.

“Hoy un desarrollador gana menos margen para que el inversor lo acompañe. El tipo de emprendimiento más buscado es la zona ABC1 del corredor norte (Recoleta, Barrio Norte, Palermo, Belgrano y Núñez). Edificios con servicios y amenities, dobles frentes, torres, productos de primera calidad en terminaciones. El producto en sí no solo debe ser rentable, sino también una buena moneda de cambio”, coincide con sus pares la experta.

Y la calidad del edificio se torna fundamental porque hoy el principal comprador es el consumidor final. “Hoy requieren todos los detalles de terminaciones, planta, servicios… y mayormente quién está comprando es el consumidor final, quien postergó sus necesidades, ya sea por ampliarse, achicarse o bien mudar a algún familiar. Los inversores están al acecho de las oportunidades que trajo la crisis por la pandemia en un mercado aún más competitivo”, desarrolla Korn.

Entre sus productos más destacados, en donde el diferencial y la calidad del emprendimiento sobresalen, se encuentra el famoso palacio Roccatagliata. “Se trata de una casona construida hacia el año 1900, en el barrio de Coghlan. Hoy alberga la construcción de un complejo de lujo único dentro de la ciudad. “El edificio contará con la torre de 27 pisos denominada ‘Sky View’y otra de 13 plantas ‘Palace’ en las cuales se incluirán estudios y unidades de 1, 2, 3, 4 ambientes con dependencias que van desde 42 m2 a 203 m2”, cuenta la inmobiliaria.“Es sin dudas uno de los desarrollos más exclusivos de la Capital con precios muy competitivos”, concluye.

Korn Propiedades
Korn Propiedades

Imagen principal: Steven Storm

Por: Belén Fernández.

Compartir

Enviar una respuesta

Recibí las últimas novedades del mercado inmobiliario