Skip to main content

Con precios accesibles y nuevos emprendimientos de lujo, Mataderos se convierte en una oportunidad de inversión. La zona Naón se destaca por sus casas bajas y su exclusivo estilo.

Palermo, Belgrano o Caballito son barrios aspiraciones, clásicos en la Ciudad de Buenos Aires, en donde todos parecen querer vivir. Pero, hay zonas porteñas que se resignifican y se convierten en verdaderos atractivos para los inversores inmobiliarios. Mataderos, es una de ellas.

El barrio  atraviesa una transformación única y su potencial parece no tener techo. “Aún hay terrenos por seguir desarrollando metros cuadrados. El principal público es quien vive en la zona, que busca achicarse en metros, adquiriendo categoría, pero sin negociar ubicación”, explica Facundo Orestes Vivas, CEO de Norde Propiedades.

Otro de los factores que demuestra que el potencial de Mataderos es aún muy grande tiene que ver con el nuevo polo gastronómico. “Seguimos teniendo una gran tracción de gente entre jóvenes y familias que siguen acercándose desde los diferentes barrios porteños por el corredor gastronómico. También venimos notando una suba sostenida de consultas  por locales y terrenos sobre avenida Emilio castro, lo cual nos identifica el requerimiento de expansión para poder abastecer a la demanda”, resalta el especialista.

Hoy en Mataderos conviven los clásicos bodegones y restaurantes de la zona con las principales cervecerías, confiterías y restaurantes generando un polo gastronómico para todos los gustos y las edades. Un factor clave para potenciar el barrio. “El fenómeno de cervecerías de los últimos años ha potenciado el barrio. Desembarcaron empresas como Antares, Cervelar, Chivata, entre otras”, enumera Orestes Vivas.

“El fenómeno que observamos es similar al de Devoto o mismo el de Palermo en donde el público más joven se acerca a comer, tomar algo y pasarla bien. Sin lugar es un punto de encuentro”, finaliza.

Suscribite a nuestro newsletter

El público de pertenencia

“Históricamente era conocido por ser el barrio de los empresarios de la carne, pero a día de hoy conviven familias, jugadores de fútbol y personas relacionadas al cine”, cuenta el empresario inmobiliario.

El barrio Naón tiene su propia impronta y es elegido por los más jóvenes. “La particularidad de esta zona es que tenemos identificado qué la gente no desea emigrar y eso genera que no haya mutación de personas. La familia va creciendo, van aumentando y se necesitan condiciones estructuras y recursos como para poder seguir abasteciendo la demanda”, explica Orestes Vivas.

El Barrio Naón nació como la zona residencial de Mataderos. Está formado con casas bajas, principalmente chalets, delimitado por las avenidas Alberdi, al Sur; Emilio Castro, al Norte; General Paz, al Oeste; y un difuso límite al Este: entre Carhué y Lisandro de la Torre. La zona se jerarquiza por un rápido acceso a todos los puntos cardinales a través de la avenida General Paz.

¿Qué precios hay en Mataderos?

Según el último informe elaborado por Zonaprop, el valor promedio del m2 en Mataderos es de USD 1800. Mientras que el precio de los inmuebles usados ronda los USD 1687, ubicándose como uno de los barrios más baratos de la Ciudad de Buenos Aires.

Otro de los atractivos de la zona sin lugar a dudas tiene que ver con los valores. “Tenemos productos uno y dos ambientes en el orden de los USD 1800 el metro cuadrado también el mismo producto a USD  1600 desde el pozo  con un valor de posventa de entre USD 2200 y USD 2400 aproximadamente. En estos casos específicos la variable de ajuste se encuentra en los detalles de determinación”, finaliza el  reconocido empresario inmobiliario de la zona que sigue apostando al barrio.

Por: Belén Fernández

Imagen principal: Gnetileza Gobierno de la Ciudad

Compartir

Enviar una respuesta

Recibí las últimas novedades del mercado inmobiliario