Skip to main content

Tras la recesión y el panorama que dejaron las restricciones a partir de la situación epidemiológica, presentaron medidas económicas para paliar la situación de los negocios. 

Desde marzo del 2020, cuando las calles se vaciaron y las compras migraron al espacio digital, muchos comercios debieron replantearse los beneficios y las desventajas de mantener negocios a la calle. 

A partir de ese momento, muchos rubros solo dejaron sus locales a modo de pick up para retiro de productos y otros decidieron achicarse. Sin embargo, hubo numeroso casos en los que la reconversión no fue posible y los comerciantes debieron cerrar los lugares físicos.

La Cámara Argentina de Comercio y Servicios relevó que la cantidad de locales vacíos en la principales zonas comerciales de la Ciudad aumentó un 86,2% en relación a lo que había sucedido durante el primer bimestre del 2020, cuando todavía no se había decretado la pandemia ni había medidas restrictivas por la cuarentena. En el último bimestre y en comparación con lo que se observa en el período marzo-abril también creció un 12,5% la vacancia de los locales. 

A la vez que avanza el proceso de vacunación en etapas y se flexibilizan ciertas restricciones, hay quienes apuestan por instalar su local a la calle.  Sin embargo, todavía el mercado se maneja con cautela y la idea de pensar en invertir en un local encuentra ciertos obstáculos. “Hoy una persona que quiere empezar un negocio en un establecimiento, más allá de afrontar el alquiler y su inversión inicial, tiene que pagar ABL, IIBB y la tasa de habilitación – aparte de los impuestos nacionales-”, señala el diputado de la ciudad Eugenio Casielles, del Consenso Federal. 

En este contexto, el Colegio Único de Corredores Inmobiliarios junto con el diputado de la Ciudad, Eugenio Casielles, impulsan un proyecto ante la Legislatura Porteña para incentivar el mercado de alquileres de locales comerciales. 

“El proyecto consiste en que todos los locales de la Ciudad de Buenos Aires que están vacíos en el momento en que se alquilen por 18 meses no paguen ABL ni Ingresos Brutos”, explica Armando Pepe, presidente de CUCICBA. “Es una forma de ayudar a que se reactive la parte comercial en la ciudad, ya que hay 20.000 locales vacíos”, puntualiza. Casielles explica que el objetivo también es fomentar la creación de nuevos emprendimientos formales en la Ciudad de Buenos Aires con el fin de no solo recuperar la actividad económica, sino también generar empleo.

Suscribite a nuestro newsletter

En relación a los pasos a seguir el diputado explica: “Aún resta que el proyecto sea tratado en la Comisión de Presupuesto y Desarrollo Económico de la Legislatura, luego de obtener despacho se podrá votar en la Cámara”.  “Esperamos que los legisladores tomen conciencia de lo necesario de esta iniciativa, en un contexto crítico como el actual, para la actividad comercial de la Ciudad”, enfatiza.

Pepe reconoce como principal zona afectada al área de Microcentro, pero también señala que sucede lo mismo en Caballito y Belgrano. “En Cabildo en un momento había 180 locales vacíos sobre la avenida sin contar las galerías, pero se fueron ocupando”, ejemplifica y cuenta que, según los datos que registraron, en el último año se alquilaron un 3% de los 20.000 negocios sin ocupar.

Con solo salir a dar unas vueltas manzanas es posible observar que dietéticas, verdulerías y comercios de artículos de limpieza son los que mayor presencia tienen. Pepe afirma que, en general, los locales y franquicias se alquilan para servicios esenciales y asegura que un 95% corresponde al rubro de la alimentación. 

Por otro lado, analiza que hay un movimiento de aquellos comercios que se encontraban dentro de los shoppings hacia la calle debido a las altas expensas que deben abonar. 

A partir del contexto actual, donde muchos locales debieron cerrar o mientras tanto afrontan la nueva normalidad con incertidumbre, Casielles considera fundamental complementar este proyecto con otro tipo de ayudas. “Por eso también presentamos un proyecto para ayudar con créditos subsidiados a los establecimientos que ya vienen sufriendo las consecuencias de la cuarentena”, indica. Esta iniciativa se trata de un crédito para que locales de la Ciudad puedan afrontar el pago de tres meses de alquiler con un interés del 29% anual y un plazo de pago de hasta 30 cuotas mensuales.

Si bien se espera un leve crecimiento en la actividad durante las vacaciones de invierno, los comercios todavía sufren el impacto de la pandemia.

Por: Mora Violante

Imagen principal: Bruno Diaz para Unsplash

Por: Mora Violante

Compartir

Enviar una respuesta

Recibí las últimas novedades del mercado inmobiliario