Skip to main content

En medio de la crisis del sector, con récord de inmuebles a la venta y pocas operaciones crece el modelo colaborativo. Una forma para que la propiedad consiga más rápido comprador. ¿De qué se trata?

Las inmobiliarias ya no compiten por la venta de una propiedad, ahora trabajan en conjunto para que esa operación se realice lo más rápido posible. Es que en medio de una crisis económica con récord de inmuebles a la venta y 2500 escrituras por mes en promedio, los corredores buscan estrategias para reactivar al sector.

“Hoy está todo unificado a través de las redes sociales  y los portales de búsqueda de inmuebles. La mayoría hoy está compartiendo las comisiones, porque una propiedad en general no es exclusiva de una inmobiliaria y lo que se busca es tener contento al propietario. Conseguir un cliente rápido para una venta”, cuenta  Ezequiel Wierzba, CEO de Click Aparts, que asegura “es preferible tener un poquito antes que nada”.

Es que hoy ante un stock tan amplio de propiedades a la venta, muchos de los dueños ofrecen su propiedad a más de una inmobiliaria. Pero, lejos de competir por esa venta, hoy los corredores se unen para que la operación se haga más rápido y todos ganen.

“Se creó una especie de ecosistema en donde priorizamos que se venda la propiedad antes de tener el inmueble de forma exclusiva. Hoy el 80% de las inmobiliarias trabajamos así y compartimos el 50% de la comisión a la hora de una venta”, agrega el especialista.

Suscribite a nuestro newsletter

Aggiornarse a las nuevas tecnologías

Por su parte, Andrés White, Gerente Comercial de Miranda Bosh, cuenta que ante la llegada de nuevas herramientas tecnológicas las formas de vender se modificaron. “Antes las inmobiliarias con el ingreso de un producto nuevo se cerraban y trataban de vender por su cuenta. Hoy eso cambió en principio porque se modificaron las formas de publicar los avisos. Esto hace que también se genere un sistema de colaboraciones también con los colegas”.

La clave para las inmobiliarias es conseguir un cliente lo antes posible en un escenario para nada sencillo. “A todas las inmobiliarias nos gusta vender de forma directa pero priorizamos vender mayor volumen y de forma más rápida. En esa sintonía, hacemos acuerdos con nuestros colegas y más allá de quien lo venda, compartimos las comisiones en distinto porcentaje según quien lo venda”, agrega White.

En pos de este nuevo concepto de inmobiliarias colaborativas, se afianzan las relaciones entre los especialistas. “Nosotros hemos invitado a los colegas a nuestros cocteles, a que conozcan nuestros espacios de trabajo. Hay que generar confianza y buenas relaciones para poder llevar adelante este tipo de operaciones”, explica.

Los encuentros se traducen en “una posibilidad para conocerse cara a cara y compartir información y la verdad que es muy positivo”. En ese sentido detalla:  “Pensamos repetir estas iniciativas por lo menos dos o tres veces más de cara a fin de año”.

No se deja de competir, simplemente se trata de hacerlo de forma sana y con buenos acuerdos. “Se pueden hacer muchos trabajos en conjunto, desde las fotos, hasta informes sobre el valor de la propiedad en venta. Hay que potenciar el negocio” finaliza White de Miranda Bosh.

Por último, Daniel Bryn, analista del mercado de Invertire Real Estate, cuenta que si bien es una práctica que crece entre las más de 7000 inmobiliarias de la Ciudad de Buenos Aires, todavía hay algunos corredores inmobiliarios que no quieren sumarse a esta tendencia en busca de cobrar el 100% de comisión.

“El modelo cultural antiguo es individual, pero con el tiempo fue cambiando. Hoy se comparten las comisiones. En la mayoría de los casos, se cobra el 3% de la comisión para quien logró la venta y el 1% para quien colaboró para que esa operación se concrete”

finaliza Bryn.

Por: Belén Fernández.

Imagen principal: Van Tay Media para Unsplash

Compartir

Enviar una respuesta

Recibí las últimas novedades del mercado inmobiliario