Skip to main content

Según los inmobiliarios, hoy este mercado es el más atractivo para quien busca canalizar sus ahorros en ladrillo. Mayor rentabilidad, facilidad de pago en pesos y financiación son sólo algunos de los puntos más destacables.

Encontrar una inversión rentable en el mercado de bienes raíces no es una tarea sencilla. Pero, según los especialistas, hoy los emprendimientos en pozo son la mejor ecuación para apostar en ladrillos. 

En cuanto a los atractivos que tiene este tipo de inversión, el primer punto a favor es que “los departamentos en pozo o construcción resultan una gran oportunidad para acceder al techo propio o de capitalizarse, ya que permiten adquirir un activo dolarizado pagándolo en pesos”, comienza María Inés Kries, Gerente Comercial de Newland Desarrollos Inmobiliarios.

Para la especialista es una excelente oportunidad de ahorro: “se trata de un activo dolarizado, que se paga en cuotas en pesos y, que luego de un tiempo, se podrá vender en dólares”. 

Claro que hay que tener en cuenta que las cuotas se actualizan según el índice de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC) y suelen ser elevadas, por lo que se convierten en una oportunidad para quien tiene un sobrante en pesos o sus ahorros en dólares.

“Otra de las ventajas de ingresar a un pozo es que no se precisa contar con todo el dinero. Se entrega un anticipo y el saldo se abona en cuotas pesificadas”, explica Kries.

Ante la falta de créditos hipotecarios lo cual complica la situación y reduce la oportunidad de compra al público ABC1, hay otro factor que se torna más que atractivo: “Muchas empresas ofrecen financiación propia, incluso post–posesión, y entonces será posible abonar el saldo hasta en 80 cuotas en pesos, por ejemplo”, detalla.

“Teniendo en cuenta, además, la limitación para adquirir dólares billetes que es lo solicitado para comprar un departamento usado o terminado, las unidades en pozo, en cambio se pueden comprar en ambas monedas, todo dólar, todo pesos o un mix de ambas”, agrega la gerente comercial con respecto a las facilidades de pago.

Para Adrián Cyderboim, director de Crecer Inmobiliaria, “la compra de departamentos en pozo es una de las mejores alternativas de inversión en la actualidad”. 

“Con las restricciones cambiarias, es uno de los pocos vehículos donde el inversor puede dolarizar sus ahorros, ya que en la gran mayoría de los emprendimientos se pueden pagar en pesos y en cuotas activos de un mercado históricamente noble que luego cotizan en dólares”, coincide el inmobiliario.

Además, destaca a la rentabilidad como un factor fundamental. “Se puede adquirir propiedades en hasta un 30% por debajo del valor de un departamento de similares características a estrenar”, afirma.

Para Daniel Bryn de Invertire Real Estate, otro de los puntos fundamentales que hacen que hoy la inversión en pozo sea atractiva es que “se puede negociar el valor del metro cuadrado a la baja con el desarrollador, son los que más están dispuestos a bajar los precios”.

Suscribite a nuestro newsletter

¿Qué hay que mirar antes de invertir en pozo?

“Es preciso hacer foco en emprendimientos de buen diseño que estén sobre todo bien ubicados. Hablamos de barrios consolidados y que cuenten con infraestructura de servicios, cercanía a medios de transporte, y proximidad a áreas comerciales, verdes, culturales y educativas”, resalta Kries.

Otro punto relevante es que los emprendimientos sean aptos profesional y que el proyecto ofrezca unidades pequeñas y de ticket bajo, dado que son la tipología más demandada.

“Lo que resulta fundamental antes de tomar la decisión de invertir es conocer a quienes están detrás del proyecto. Es conveniente observar las obras y el diseño de los productos de la empresa desarrollista así como evaluar la concreción de sus emprendimientos”, finaliza la especialista.

A futuro

Argentina es el segundo país fuera de Estados Unidos con mayor tenencia de dólares billetes. “La aplicación de estos dólares ahorrados depende y dependerá en 2022 de la coyuntura política económica del país”, sostiene la broker. 

“La Argentina es un ave Fénix, y el mercado inmobiliario no es la excepción, hemos pasado por periodos mucho más profundos y críticos como en el 2001, y nos hemos recuperado”, arriesga confiada a futuro.

Los desarrolladores inmobiliarios, conocedores del mercado y de la historia “no han detenido su marcha, la ciudad es una foto de ello, cada día hay más obras”, añade. “Los inversores desarrolladores y constructores comparten que el ladrillo sigue siendo un refugio de valor y una de las inversiones más seguras”, concluye Kries.


Por: Belén Fernández.

Imagen principal: EJ YAO para Unsplash

Compartir

Enviar una respuesta

Recibí las últimas novedades del mercado inmobiliario