Skip to main content

La ciudad siempre fue una favorita para los argentinos que buscan invertir, pero en los últimos meses creció cada vez más el  interés por zonas aledañas que son también muy prometedoras y ofrecen precios más bajos. 

La pandemia trajo un cambio sustancial al mercado del real estate de Miami. La ciudad, una de las históricas favoritas de los argentinos para invertir, fue una de las que menos medidas de cierre implementaron por el Covid, tanto por el clima como por las decisiones tomadas a nivel gobierno del Estado. 

Así, muchos trabajadores del norte de los Estados Unidos se desplazaron hacia la Florida, tentados por un cambio en su estilo de vida. La demanda de propiedades se disparó y, con ella, los precios. 

“Miami continúa teniendo meses de ventas récord, todos los meses. Es el lugar para estar y los datos lo demuestran. Todos nuestros trabajos realizados están completamente vendidos, mientras que los proyectos de preconstrucción tienen un 85% de ventas completas”, menciona Jon Paul Pérez, presidente de la firma de desarrollos inmobiliarios The Related Group.

Con esto, el agitado sector de la construcción no para. Según Nicolás Barbara, Sales Director de Aria Reserve, un desarrollo de argentinos en la zona de Edgewater, el fenómeno atrajo buenas perspectivas: “El mercado en Miami está mejor que nunca. Estamos viendo el comienzo de un nuevo ciclo de desarrollo inmobiliario. Miami es hoy por hoy la ciudad elegida para vivir e invertir no solo para los argentinos, sino para los mismos americanos, ya que a raíz de esta nueva modalidad del trabajo remoto se ha generado una gran migración local. Atraídos por el clima favorable, la calidad de vida y cero impuestos estatales”.

Pero esto no se vio solo en lo residencial, sino que el nicho de oficinas que fue ampliamente demandado luego de que muchas empresas decidieran plantar bandera en la ciudad de las palmeras. “Estamos viendo un aumento en el número de inquilinos que históricamente no venían a Florida (como fondos de riesgo, fondos de cobertura o firmas financieras) que ahora alquilan espacios con nosotros. El mercado de oficinas no está menguando, al contrario, está prosperando. Mientras que otras áreas como Chicago están cerca del 20%, el sur de Florida está a plena capacidad”, agrega Perez, quien, gracias a esto, tuvo un claro crecimiento en sus productos residenciales.

Kian Lem

Suscribite a nuestro newsletter

Cuáles son las ciudades que ven los inversionistas

Con todo este movimiento de nuevos habitantes en Miami, los precios tanto para comprar como, sobre todo, para alquilar se dispararon. Lo que hizo que a muchas familias locales se les hiciera imposible equiparar esos precios y buscaran nuevas ciudades por fuera de las tradicionales para instalarse. 

“La gente de Miami se vio avasallada por esa inmigración, que viene con dólares del norte, e hicieron que las propiedades quedaran imposible para los locales. Encontramos que la mayoría de los latinos se están mudando al centro de la Florida y ahí los inversionistas ven que los precios son más económicos”, explica Viviana Laver, Realtor Associate de Elite Sales Group, quien menciona que la ciudad demostró una subida de aproximadamente 20% en los precios durante la pandemia.

La profesional argentina, que trabaja hace 15 años en Miami, dice que nunca en todos esos años observó el mercado como ahora.

“Mientras haya gente que siga mudándose a Miami y la Florida, los precios se van a mantener. Miami es muy grande, los argentinos piensan que solo es Brickell o Miami Beach, pero ahí, por los altos precios y las administraciones, los retornos son de entre 2 o 3%, Mientras que en el gran Miami, nunca decae el precio y hay retornos de entre un 6 y 7%”, analiza.

Pérez, de The Related Group, explica que presta especial atención a ciudades como Tampa, Palm Beach y Pompano Beach. “Primero, somos extremadamente optimistas con Tampa. Tiene grandes empresas reubicándose en el área y muchas están trayendo talento de primer nivel y trabajos mejor pagos. Al igual que en Miami, sus empleados necesitarán vivienda”, explica el desarrollador sobre la ciudad del centro del estado, donde está trabajando en el proyecto Ritz-Carlton Residences que incluirá dos torres de condominios de 27 pisos, más 12 casas adosadas de lujo. Además, asegura que en sus otros emprendimientos en zonas como Pompano Beach, una ciudad a unos 60 kilómetros al norte de Miami, agotó casi la totalidad de sus propiedades en los primeros meses de ventas.

Estos mercados secundarios ofrecen el mismo beneficio de Miami: buen clima, inmensa belleza natural, a una fracción del costo. Mejor aún, debido a que se encuentran en una etapa tan temprana de su evolución, es seguro que aumentarán su valor a medida que las comunidades que los rodean crezcan y prosperen”, asegura Pérez.

Laver, por su parte, está notando una enorme migración desde Miami hacia ciudades como Cape Coral, Naples, Lehigh Acres, Charlotte , Port St. Lucie, entre los que buscan precios más económicos, mientras que quienes cuentan con un poder adquisitivo mayor eligen ciudades como Orlando, Wellington o West Palm Beach.

Qué precios tienen los inmuebles de la zona

El principal atractivo de estas zonas es la sustancial diferencia de precios respecto a Miami. Laver explica que mientras que en un terreno en Cape Coral se puede construir una casa grande de 4 dormitorios con mucho espacio verde por unos USD 300.000 o USD 350.000, hacer eso mismo en Miami no solo implicaría inversiones por encima de los USD 500.000, sino que tampoco es usual encontrar opciones con estas características. 

“Uno tiene que estar atento para ver cómo se va moviendo el mercado, que es muy volátil. En este momento los precios en Miami están por las nubes, lo mismo que los alquileres. Y Miami siempre es Miami. Siempre aumenta, pero creo que si la gente tiene poco dinero para invertir, Miami se puso caro”, resalta la bróker.

Además, explica que los impuestos en Miami siempre son más caros y es otro punto a tener en cuenta. Según la experta, el auge inmobiliario se refleja en toda la Florida y recomienda, en lugar de apuntar a ciudades donde ya se ve mucho movimiento como Orlando, ir a buscar inmuebles a ciudades que todavía no explotaron pero están en camino a hacerlo, como Port St. Lucie. Las oportunidades están a la orden del día. 

Por: Eugenia Iglesias.

Imagen principal: Antonio Cuellar para Unsplash

Compartir

Enviar una respuesta

Recibí las últimas novedades del mercado inmobiliario