Se trata de un proyecto de ley presentado por el poder ejecutivo al Congreso. Será para construir, comprar un terreno, refaccionar y la adquisición de una vivienda única o de ocupación permanente.

Desde el sector inmobiliario coinciden en la importancia de otorgar líneas de créditos hipotecarios para dinamizar el mercado. Pocos días atrás, el poder ejecutivo envió al Congreso un proyecto para mejorar la oferta de hipotecas para la construcción o compra de primera vivienda. “No será la solución, pero claramente se trata de una decisión que ayudará a reactivar la compra-venta”, remarca al respecto Alejandro Bennazar presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA).

El proyecto por el cual se propicia la creación de un Sistema de Cobertura y Promoción del Crédito Hipotecario, fue enviado el pasado 22 de octubre y por ahora no tiene fecha para ser tratado en el Congreso. “Tiene como objetivo general impulsar el crédito hipotecario, promover el ahorro nacional en moneda local y reducir el déficit habitacional. Para ello, crea un esquema que brinda sustentabilidad al sistema de crédito hipotecario al resguardar el valor del capital prestado, brindando incentivos a los bancos e inversores”, detalla el proyecto.

“A la vez que protege a los futuros deudores, al establecer que el valor de las cuotas a abonar se ajustará por el Coeficiente de Variación Salarial (CVS)”, aclara el documento firmado por el presidente Alberto Fernández. “El hecho de que las cuotas se ajusten por el salario nos parece sumamente importante y algo que celebramos”, destaca Bennazar, que mantiene diálogo directo con el gobierno en torno a un “abanico de medidas que sirvan para levantar el mercado de bienes raíces”.

Los créditos serán aplicables a la construcción sobre el terreno propio o a adquirir; la adquisición o cambio de vivienda por una a estrenar (para primera escritura); la refacción, ampliación o terminación; y la adquisición o cambio de vivienda única de ocupación permanente. 

En el caso de la construcción de primera o segunda vivienda sobre terreno propio o terreno a adquirir, el monto para construcción será hasta el 100% del presupuesto de obra. Mientras que el monto para compra de terreno será de hasta el 80% de la tasación o precio de venta del terreno. 

A su vez, si se accede al crédito de cambio de primera o segunda vivienda por una a estrenar (siempre teniendo en cuenta una primera escritura), será de hasta el 100% de la diferencia entre el valor de la vivienda que se adquiere y el valor del inmueble que se reemplaza. “Son medidas necesarias que se toman para bajar el déficit habitacional”, agrega por su parte, Myriam Heredia de Grupo CEDU. 

Para refacción, ampliación o terminación de primera o segunda vivienda, el proyecto estima un monto del préstamo de hasta el 100% del presupuesto de obra. Y el crédito por la adquisición o cambio de vivienda única de ocupación permanente corresponde a un 80% de la tasación o precio de venta de la unidad. Por último, en el caso de cambio será hasta el 100% de la diferencia entre el valor de la vivienda que se adquiere y el valor del inmueble que se vende.

Suscribite a nuestro newsletter

“Hoy el Ministerio de Hábitat ya comenzó a abrir diferentes líneas de créditos, que están publicados en su página, con un monto total de 3,5 millones de pesos para aquellas personas que tengan de 2 a 8 salarios mínimos”, explica Heredia. “Hay que ver cómo reacciona el mercado y si hay un incremento de precios en cuanto a los terrenos”, sostiene la especialista. “En esta línea de créditos que están destinados para la compra de tierra entran aquellos terrenos escriturados hasta agosto”, menciona.

Ahora bien, el monto máximo a otorgar todavía no está definido para los créditos UVA y según expresa el proyecto de ley será definido por el Banco Central. Serán en Unidades de Valor Adquisitivo (UVAs) actualizables por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER) y en Unidades de Vivienda (UVIs) actualizables por Índice del costo de la construcción para el Gran Buenos Aires “ICC”. “Los créditos hipotecarios que planea el Gobierno suman, pero no van a ser la solución. Primero va a depender de la cantidad, la calificación y hasta qué montos se otorgan”, explica Bennazar. Además, acota que para que el mercado se active “es necesario aquietar el dólar, generar certidumbre, bajar la inflación, reducir la tasa de desempleo y que pase la pandemia”. “Es un problema que no se soluciona de forma inmediata, pero es importante que haya créditos, genera esperanza”, finaliza Heredia.

Un punto a tener en cuenta es que aquellos clientes que soliciten un crédito hipotecario y mantengan fondos depositados en una cuenta de ahorro u otros instrumentos en Unidades de Vivienda (UVIs) tendrán una bonificación en la tasa de interés que será establecida por el Banco Central. Mientras que, ante posibles desfasajes de las cuotas por descalces entre salarios e inflación, se creará una “Sociedad Hipotecaria Argentina” para dar garantías al financiamiento. El fondo fiduciario estará solventado por una porción de la cuota del crédito hipotecario, aportes de las entidades, la misma rentabilidad que obtenga el fondo y un aporte inicial del Tesoro Nacional.

Imagen principal: Ijeab para Freepik

Por: Belén Fernández

Compartir

Deja un comentario