Skip to main content

 

Se trata de condominios que se ubican en la Capital Federal en donde predominan los espacios al aire libre, los amenities que apuntan a la familia y los departamentos con comodidades con una casa

La pandemia generó un éxodo de las ciudades hacia el interior. El fenómeno se evidenció en todo el mundo y también llegó a la Argentina. Los espacios al aire libre, los amenities y las prestaciones que estén asociadas al buen vivir se tornaron casi fundamentales a la hora de pensar en un nuevo hogar. En este contexto los barrios cerrados fueron los elegidos en los últimos dos años. 

Lo cierto es que son muchos los que quieren ese tipo de vida pero en la ciudad. Los countries urbanos nacieron para responder a esta demanda. ¿Se trata de un nuevo concepto o solo una estrategia de marketing?

“Estos desarrollos existieron siempre. Si vos ves por ejemplo Madero Center en Puerto Madero, es como un condominio con espacios verdes comunes. Estos que están surgiendo ahora son similares, pero con terrenos más pequeños”, explica Daniel Bryn, socio de Invertir Real Estate.

En Devoto se anunció un country urbano, un concepto nuevo que busca atraer a otro tipo de compradores. De la mano de la desarrolladora cordobesa Ecipsa, se arrancó en el último trimestre del año con un complejo de cinco edificios en 3 hectáreas delimitadas por las avenidas Salvador María del Carril, General Paz y Lastra. “Es un oasis en la ciudad, un condominio. Técnicamente no se lo puede encuadrar como barrio privado, pero reúne características similares a los que existen en el conurbano bonaerense”, explican desde Ecipsa.

En la mayoría de los casos se trata de terrenos en bordes de la ciudad, en principio porque no hay terrenos tan grandes en Recoleta, Belgrano o Nuñez. Y este tipo de desarrollo necesitan un espacio grande en donde haya mucha presencia de verde para poder darle el toque de country urbano”, explica Bryn.

Para Damian Krell, CEO de Krell Brokers:  “La demanda de familias porteñas por espacios al aire libre propios y comunes con la comodidad de una casa y la seguridad de un edificio no es algo nuevo. Hace rato que están en busca este tipo de proyectos”.

Hoy hay muchos emprendimientos que ocupan una manzana o media manzana, que responden a las características de un country urbano con espacios al aire libre, amenities como piscina, gym y juegos para los más pequeños.

“Con la pandemia la demanda por este tipo de emprendimientos se potenció y creció exponencialmente. Pero lo cierto es que la oferta va muy por debajo de la demanda y no se llega a abastecer a este mercado. Mucha de la gente que empezó a buscar estos productos empezó a irse fuera de la ciudad”, agrega el empresario inmobiliario.

“Este tipo de condominios existieron siempre, hoy se están potenciando. Los terrenos grandes y con espacios al aire libre son los ganadores en pandemia”, explica Bryn.

Para Krell estos countries urbanos, “son producto de la agilidad de los desarrolladores para retener a este público porque muchos se dieron cuenta que irse de la ciudad traía complicaciones con el trabajo híbrido, que intercala presencialidad con home-office. No todos pueden irse a Zona norte o al Oeste y buscan quedarse en capital”, explica el bróker.

Pero el principal problema es que siempre la demanda será mayor que la oferta. “El problema es que son pocas las tierras en la Ciudad de Buenos Aires para hacer countries urbanos. Es difícil conseguir manzanas enteras en ubicaciones interesantes. Quienes las consiguieron van a hacer un buen negocio”, concluye.

Suscribite a nuestro newsletter

Principales características

Las unidades en estos desarrollos son más grandes y espaciosas porque apuntan a un consumidor final que busca vivir en un edificio, pero con las comodidades de una casa. “Los departamentos son más accesibles en cuanto a precios, con expensas más bajas, las vistas suelen dar a un parque central. Tienen seguridad, amenities, con uno o dos SUM, parrillas y al menos dos piletas”, detalla Bryn.

Y como están pensados para las familias, tienen espacios abiertos con juegos, canchas de fútbol y hasta de básquet para jugar con los chicos, “se diferencian de los edificios clásicos de la Ciudad de Buenos Aires. Buscan acercarse al modelo de country de zona norte“, finaliza. 

Por: Belén Fernández.

Imagen principal: Chuttersnap para Unsplash

Compartir

Enviar una respuesta

Recibí las últimas novedades del mercado inmobiliario