Skip to main content

 

Así lo informa una encuesta realizada por Zonaprop a modo de balance del 2021 a usuarios y agentes inmobiliarios para conocer qué opinan en relación al sector. 

A fines del 2021 se planteó la posibilidad de suspender la normativa, que entró en vigencia en julio del 2020, durante 180 días. La suba de precios, la baja de la oferta y el impacto en el mercado de la compra-venta son algunos de los factores que hicieron que se baraje la posibilidad de modificación o derogación de la ley. Así, de los usuarios consultados un 56% considera correcto implementar cambios en la norma que rige actualmente, un 26% opina que sería ideal volver al modelo anterior en el que el plazo del contrato era de dos años, los precios se actualizaban semestralmente, entre otros puntos.

Un panorama similar se analiza respecto a los inmobiliarios, un 53% considera necesario volver a tener el marco regulatorio anterior y un 40% sostiene que se tiene que modificar la vigente. 

Específicamente, durante el año pasado los precios de los alquileres subieron un 52.8% por encima de la inflación y el volumen de la oferta de las propiedades disponibles es un 15% menor en relación al 2020 y un 25% si se lo compara con 2019.

La dificultad a la hora de prever los aumentos y entender si será rentable el alquiler provocó que muchos propietarios decidieron quitar las unidades que tenían en alquiler para volcarlas al mercado de la venta. En esta línea, un 50% de los encuestados destaca que en el sector se vive con mucha incertidumbre y otro 46% que se vió afectado por el aumento de los valores y la desaceleración de la oferta. 

Suscribite a nuestro newsletter

En este contexto, los tiempos en los que una propiedad se mantiene publicada depende de la operación de la que se trate. Según los inmobiliarios que respondieron, mientras que en el caso de los inmuebles en alquiler, en promedio, solo se requieren de 15 días para que sea alquilado, una unidad en venta tarda más de un año en venderse. Pese a la baja de un 7,5% en los precios de venta y una retasación del 29% del total de los departamentos del portal, una de las principales razones que dificulta el acceso es la falta de herramientas financieras.

Sin embargo, un 40% de los argentinos aseguró que tienen intenciones de comprar una propiedad,  principalmente, en búsqueda de un cambio y para tener más espacios verdes. Por su parte, un 33% busca un nuevo alquiler para este año, como factor también prima la necesidad de cambiar, pero el segundo motivo es el incremento en el precio del alquiler mensual.

 

 

En cualquiera de las operaciones, las tendencias que se instauraron a partir de la pandemia y las nuevas dinámicas, tanto en el trabajo como en la educación, llegaron para quedarse: más espacios verdes como jardines (34%), contar con patios y terrazas (32%), tener más metros cuadrados (28%) y más ambientes (23%). De todos modos, este nuevo estilo de vida que ya lleva más de dos años en auge no es solo una preferencia de los argentinos, sino que se extiende a todo el territorio. Un 53% de los latinoamericanos afirma que la situación sanitaria a nivel mundial impactó a la hora de repensar dónde y cómo vivir. Incluso, el porcentaje en el caso de quienes proyectan mudarse asciende a 77%. 

 

Por: Mora Violante.

Imagen principal: Sebastian Davenport-Handley para Unsplash

 

Compartir

Enviar una respuesta

Recibí las últimas novedades del mercado inmobiliario