Skip to main content

Funes y Fisherton son dos de las zonas que más crecieron desde el 2019. Los countries, barrios cerrados y condominios son los más elegidos. Los precios de los lotes subieron hasta un 100%. ¿Qué pasa con los alquileres?

La inseguridad y la pandemia se convirtieron en un combo perfecto para que Rosario cambiara su fisonomía. Hoy hay un éxodo del centro hacia las afueras en busca de mayor conexión con la naturaleza y espacios más amplios. Los barrios cerrados y condominios ganan terreno. Por la alta demanda, los precios subieron 100% en los últimos tres años.

“Hay una tendencia muy fuerte que empezó en la pandemia y aún hoy sigue. La gente se muda de Rosario hacia los alrededores de la ciudad. Hay muchas localidades chicas donde el rosarino tenía sus casas quintas para pasar fin de semanas. Esa zona se convirtió en un nuevo polo de countries y barrios cerrados”, explica Juan Cano, Director de Sky Garden Inmobiliaria de Rosario.

Uno de los barrios que más creció en los últimos tres años es Funes, a solo 15 kilómetros del centro de Rosario. “Hoy existen por lo menos diez barrios cerrados para construir una casa. Los lotes en promedio valen  entre USD 150.000 y USD 200.000, con un alza del 100% desde el 2019”, agrega el empresario inmobiliario.

Hoy una casa con pileta, amenities, grandes espacios de entre 10 y 15 años de antigüedad, en un barrio cerrado consolidado de Funes, tiene un precio promedio de USD 350.000, aunque se pueden conseguir oportunidades por menos, lo que hace que para muchos inversores sea más atractivo volcarse a un inmueble que hacía un lote.

“Lo que vemos también es que muchos inversores apuestan a comprar lotes, porque la demanda de tierra en esta zona es muy alta y los precios siguen en alza”, agrega el especialista.

Actualmente, Funes es una burbuja dentro del mercado inmobiliario. “El comprador pertenece al segmento ABC1, tiene efectivo en mano y eso hace que pueda hacer grandes negocios. De hecho, hoy en la negociación se puede conseguir rebajas de hasta el 20% de los valores de publicación, siempre hablando de poner el 100% en dólar billetes”, explica Cano.

Otro de los fenómenos que se da en la zona es la permuta, sobre todo para las casas. “Es muy común que los propietarios acepten como parte de pago departamentos en el centro o hasta autos. Siempre y cuando no represente más del 40% del total del valor de la unidad”, detalla Cano.

Con respecto a los alquileres, la demanda es tan grande que se manejan con lista de espera. “Lo que entra para alquilarse encuentra inquilino rápidamente. Hay poco stock disponible y una demanda muy alta”, agrega. Los valores son en dólares y en promedio se pide entre USD 1500 y USD2000 por una casa en un barrio cerrado con amenities.

Suscribite a nuestro newsletter

¿Qué pasa en Fisherton?

Fisherton es uno de los barrios más prestigiosos en las afueras de Rosario, con estilo inglés también ganó protagonismo en la pandemia. “No solo hoy se buscan countries, sino también resurgieron los condominios. Lo que se busca con estos últimos es una combinación perfecta entre la seguridad de un edificio y la comodidad de una casa”, explica Sebastián Ramasco Padillo, dueño de la inmobiliaria homónima.

Un departamento en un condominio, con pileta, jardín y cochera en 100 m2 tiene un precio que en promedio va entre los USD 120.000 y USD 150.000. “La clave en este caso son las expensas, que son bajas lo que permite el acceso sobre todo del público joven de entre 30 y 40 años”, agrega el empresario inmobiliario.

Fue tal el fenómeno post pandemia que hoy en Fisherton los permisos de obra están paralizados. “Se hicieron muchos edificios, por lo que se está evaluando una nueva reglamentación. Nosotros en nuestros proyectos no los hacemos en altura porque respetamos la fisonomía de la zona”, agrega. El inmobiliario reconoce que hoy lo que están evaluando es llevar el mismo modelo de condominios a Funes, una zona que sigue en crecimiento.

Hay que tener en cuenta que no solo se instalaron countries y barrios cerrados sino que todo lo necesario está allí. “Hoy hay colegios, clínicas y hasta un centro comercial. No es necesario viajar al centro, todo se puede resolver en Funes”, finaliza el especialista.

Por: Belén Fernández.

Imagen principal: Rosariogovar

Compartir

Enviar una respuesta

Recibí las últimas novedades del mercado inmobiliario