Skip to main content

Cuanto más cerca mejor. Los estudiantes eligen vivir por zonas como Recoleta, Barrio Norte, Congreso y Retiro. Expensas bajas y precios accesibles, lo que valoran al elegir departamento para alquilar.  

Con las universidades que reanudaron la cursada presencial a pleno, como si la pandemia no hubiera existido, el flujo de estudiantes que llegan del interior del país a la Ciudad de Buenos Aires retoma el ritmo que solía tener. Son ellos los que demandan cada vez más alquileres para poder quedarse, mínimamente, lo que dure la carrera. En este contexto, cuáles son sus barrios favoritos.

Las zonas más solicitadas son las que están cercanas a las universidades: Recoleta, Barrio Norte y Retiro. Pretenden un rápido acceso, sobre todo, porque trabajan y cursan en el turno noche. De ahí la preferencia a estar cerca del domicilio, incluso, por una cuestión de seguridad”, detalla Jorge Toselli, representante de JT Inmobiliaria.

“A estos barrios se agrega Palermo, y la zona cerca a la UADE. También Monserrat puede ser una opción”, agrega Ariel Champanier, presidente de Remax Premium.

Para su vida en CABA, los jóvenes suelen buscar unidades de 1 a 3 ambientes. “Generalmente sin amenities, aunque si estos no encarecen mucho el valor del alquiler y las expensas, siempre son bienvenidos. Valoran el SUM, la parrilla, el gimnasio y la pileta”, enumera Juan Bautista Arnaude, fundador y titular de Arnaude Brokers.

A esto hay que agregar que muchos buscan edificios que tengan rincones buenos para estudiar, ya sea con presencia de verde, como los jardines  o las salas tipo de coworking para ir con la computadora a leer y armar trabajos prácticos.

En cuanto a los valores, este experto resalta que “la oferta es dinámica”. “Lo que ingresa a valores razonables, no dura más que unos pocos días publicado. Hoy un departamento de 2 ambientes, sin amenities, en estas zonas, puede estar ubicado entre los $50.000 y los $75.000 mensuales, según la ubicación y prestaciones”, dice Arnaude.

Suscribite a nuestro newsletter

Alquileres se demandan

Como sucede en casi todo el mercado de alquileres actualmente, la demanda supera a la oferta. Por eso  prácticamente no hay avisos, ya que suelen reservarse las unidades antes de que se publiquen. 

Es importante que los propietarios sepan que se puede alquilar y subalquilar habitaciones. De ese modo se puede lograr un buen precio para el estudiante y una buena renta por el departamento. Eso sin duda logra mejores precios para ambas partes”, recomienda el bróker Oscar Puebla.

Para el empresario Sebastián Cantero, “como muchos vienen a estudiar a la universidad pública, eligen estar cerca de donde cursan. Luego, cuando ya tienen unos dos años viviendo en la ciudad, y ya tienen amigos entre los compañeros, ahí es cuando empiezan a moverse a otros barrios como Belgrano, por ejemplo”.

“Desde siempre los que eligen la zona para que vivan los jóvenes son los padres. Ellos normalmente ven Congreso y sus cercanías, como un área buena por estar cerca de medios de transporte, como el tren, aunque no lo usen. Además, en cuanto al alquiler tiene precios ligeramente más bajos que Barrio Norte, por ejemplo”, añade Cantero. 

Para este empresario, el movimiento de estudiantes es un “viento de cola en cuanto a ventas”, sobre todo porque la firma tiene oficinas en el interior, lo que facilita la compra antes de que los jóvenes migren. 

Antes de la crisis

El acceso a los dólares fue marcando las decisiones de compra y alquileres. “Hasta que el mercado inmobiliario entrara en crisis, previo a 2018, los padres se buscaban unidades chicas para comprar cerca de las universidades. Después, ya con el cepo y el dólar moviéndose, empezamos a notar que había más pedidos de alquileres que de compras”, describe Daniel Zampone, de Zampone Propiedades. 

Por último, este especialista resalta que las expensas bajas son un factor protagónico a la hora de elegir el edificio para vivir. 

Por: Marysol Antón.

Imagen principal: Jeswin Thomas para Unsplash

Compartir

Enviar una respuesta

Recibí las últimas novedades del mercado inmobiliario