Skip to main content

A pesar de que pocas ventas se concretan, hay barrios que son una oportunidad de inversión.

El mercado de compraventa continúa con un crecimiento leve y una oferta que se acumula y no encuentra comprador. Si se compara el mes de marzo del 2021 con el mismo mes de este año, es posible observar que la cantidad de inmuebles disponibles aumentó un 10,4% en la zona Norte y un 24,9% en lo que refiere a Gran Buenos Aires Oeste y Sur. 

Uno de los principales factores que impactó en el crecimiento de este número son la Ley de Alquileres y la incertidumbre al respecto, que hizo que muchos propietarios quitaran su inmueble del mercado locativo. A su vez, pese a la baja de precios, la situación macroeconómica y la falta de herramientas financieras hacen que el contexto no se muestre como favorable para concretar operaciones.  El último informe por parte del Colegio de Escribanos de la Provincia de Buenos Aires revela que se realizaron 6494 escrituras, un 12,62% menos a nivel interanual, pero un crecimiento del 53,09%  si se lo compara con febrero del 2022.

Los números no hacen más que reflejar una suba paulatina en las operaciones, una situación que los especialistas tildan como incierta y destacan que “todavía no ven signos de reactivación”. A pesar de que las causas son múltiples destacan como principal motivo de freno en el mercado la falta de acceso al crédito hipotecario. “La escasez de oferta de créditos, tanto del sector público como del sector privado, es una limitante para grandes sectores de la sociedad que no pueden acceder a la compra de su casa”, detalló  el Presidente del Colegio de Escribanos de la Provincia de Buenos Aires, Diego Leandro Molina.

En GBA Norte el 37% de las búsquedas corresponde a la venta y en GBA Oeste y Sur el porcentaje desciende a 33%. Un departamento de dos ambientes y 50 metros cuadrados en GBA Oeste y Sur tiene un valor de USD 87.696, mientras que en GBA Norte, un inmueble de las mismas características cuesta USD 112.021. 

Los precios de venta en la zona Oeste y Sur muestran un descenso del 1,3% en el primer trimestre de este año, a nivel mensual la baja es de un 0,4% y el metro cuadrado se ubica en USD 1.752. En relación al mismo período del año anterior, el metro cuadrado es un 6,2% más económico. La evolución del precio se encuentra un 1,3% más abajo de lo que costaba en enero del 2017.

Suscribite a nuestro newsletter

Si bien el 87% de los barrios registra una baja interanual, Ingeniero Budge, Villa Argerich y Francisco Alvarez son los que mayor descenso presentaron. Por su parte, las zonas con el metro cuadrado más barato la hora de comprar un departamento son Don Orione ( USD 615), Parque San Martín (USD 662) y Dock Sud (USD 730). 

Por su parte, en zona norte el descenso trimestral es menor y se ubica en un 0,4%. Actualmente, el valor del metro cuadrado es de USD 2.271 y, al igual que en la zona oeste-sur, los precios son similares a lo que sucedía hace cinco años atrás. Los barrios en los que la variación de precios fue mucho más notoria son José C. Paz, Manzanares y General Pacheco. Al igual que en las demás plazas analizadas el 80% del total de los barrios evidencia una baja de precio interanual. 

En este caso, las plazas con el metro cuadrado más económico son Barrio Infico ( USD 996), Boulogne Sur Mer (USD 1.075), José C. Paz (USD 1.099).

Por: Mora Violante

Imagen principal: Sebastian Davenpont Handley para Unsplash

Compartir

Enviar una respuesta

Recibí las últimas novedades del mercado inmobiliario