Skip to main content

La pandemia y el contexto económico lo transformaron en una oportunidad interesante. Qué está pasando hoy en el mercado.

En los últimos meses en el mercado inmobiliario argentino comenzó a resonar el término canje inmobiliario. La idea de permutar propiedades o terrenos se convierte de forma gradual en tendencia, según los expertos, tanto porque resulta una oportunidad de negocio como por la coyuntura local que lo transforma en una buena alternativa. 

Aunque es un tipo de operación que tiene sus dificultades a la hora de llevarse a cabo –básicamente porque hay que encontrar intereses que coincidan– lo cierto es que se puede ver sobre todo, en lo que respecta al mercado de terrenos. 

“Atravesamos un contexto de crisis, en donde se presenta una gran dificultad para vender los emprendimientos, ya sean en pozo o terminados. Con lo cual el desarrollador necesita liquidez para que sus obras no se frenen. Si a este escenario se suma la dificultad de pagar un terreno con efectivo, además de aumentar la exposición de la inversión, la financiación de la obra corre un alto riesgo”, menciona Damián Springer, director de la División Terrenos de Baigún Operaciones Inmobiliarias.

En este contexto, el canje de terrenos por departamentos a construir se convirtió en una atractiva opción para aquellos que tenían una propiedad que hacía meses no podían vender o que la alquilaban y el ingreso no les resulta un buen negocio porque la morosidad era demasiada alta.

Como en toda operación, para que sea exitosa, ambas partes deben verse beneficiadas. Según Springer, ante la baja de los valores de los inmuebles en los últimos años una manera de resguardar capital para el dueño de la tierra es tomar en parte de pago metros cuadrados del futuro emprendimiento: “Si bien tiene su riesgo de esperar tres o cuatro años la obra y que esta empiece y termine en tiempo y forma, también tendrá la posibilidad de negociar mejor esos departamentos que tome en parte de pago, al ser el principal y primer inversor del proyecto para luego salir a un valor más alto y obtener una ganancia mayor”, menciona.

“Este tipo de negocio apunta a aquellos que buscan una nueva modalidad de inversión y que entienden que a futuro se beneficiarán con el valor del metro cuadrado en dólares a estrenar”, indica, por su parte, Solange Esseiva, dueña de H-54. La especialista ya se anima a hablar de tendencia y señala que observa muchos canjes de lotes por metros cuadrados tanto en obras terminadas como en otras por terminarse. 

“Claramente tiene que ver con un tema de factores macroeconómicos que estamos viviendo, pero no quita que sea un negocio para el propietario hoy en día, donde puede adquirir departamentos a estrenar para alquilarlos inmediatamente o venderlos a futuro. Es una muy buena oportunidad para hacer negocio por metros a construirse siempre y cuando sea con una constructora de renombre y trayectoria. Poder sumarse a un proyecto de un desarrollador es un muy buen negocio”, agrega. 

El volumen del canje, según explica la dueña de H-54, va a depender de la negociación entre ambas partes: hay algunos desarrolladores que devuelven los metros cuadrados viejos en metros cuadrados nuevos en el edificio a construir o en otro ya terminado de la misma constructora, otros ofrecen entre el 20%  y el 30 % de los departamentos construidos y algunos hacen un mix entre un adelanto en dólares y el resto en ladrillos. Según su experiencia, lo que más se concreta hoy son canjes totales de metros en un edificio ya terminado del mismo desarrollador.

Suscribite a nuestro newsletter

De acuerdo a un relevamiento realizado por la inmobiliaria H-54, tanto las empresas como los propietarios muestran un importante interés en lo que va este 2022 para concretar operaciones de este tipo sobre todo en los barrios de Palermo, Belgrano, Recoleta y Villa Urquiza. 

Ambos expertos concluyen con un consejo para quienes estén interesados en una operación de este estilo: informarse e investigar sobre la trayectoria del desarrollador y la constructora para evitar disgustos. 

Springer menciona que es importante que el propietario que evalúa vender su inmueble por canje de metros que, además de las garantías correspondientes como puede ser una hipoteca sobre la propiedad, investigue si el desarrollador cuenta con la experiencia y solvencia necesaria para llevar a cabo el proyecto. “Para esto es fundamental un asesoramiento profesional por parte de las inmobiliarias que intermediamos en este tipo de operaciones. Porque es probable, que el propietario desconozca del rubro inmobiliario y es nuestra tarea acercarle la mayor información posible para que tome mejores decisiones”, finaliza.

Por: Eugenia Iglesias.

Imagen principal: yanlya para Freepik

Compartir

Enviar una respuesta

Recibí las últimas novedades del mercado inmobiliario