Skip to main content

Hace unos años la posibilidad de tener una casa inteligente era algo impensado, poco accesible y propio de un futuro muy lejano. Hoy los avances tecnológicos, la automatización y el crecimiento de las conexiones inalámbricas han posibilitado que la domótica en el hogar sea una realidad.

Las casas inteligentes nos traen respuestas innovadoras a diversos desafíos como la reducción del consumo de energía, la optimización de la seguridad y la maximización de la confortabilidad. ¡Aprendamos más sobre ellas!

¿Qué son las casas inteligentes?

Las casas inteligentes funcionan con sistemas diseñados para interconectar distintos dispositivos en el hogar, permitiendo su control remoto y la creación de espacios personalizados. Algunos ejemplos de la aplicación de estas tecnologías son los termostatos que aprenden las preferencias de temperatura y los sistemas de iluminación que se ajustan según la hora del día.

“Una casa inteligente se compone de subsistemas que pueden ser comandados desde un aplicativo del celular. La domótica profesional es la integración de todos esos subsistemas en un único aplicativo que los comande a todos, ya sea desde un celular o una tablet, desde los mismos módulos de iluminación, por horarios o por geolocalización”, explica Nicolás Salvaneschi, Gerente Comercial de la empresa Haustech que diseña e integra hogares inteligentes.

“La vivienda se programa tecnológicamente a las necesidades particulares de quien construye. Puede ser programada para que se adapte a cambios de vida y cuestiones tales como los horarios, las luces o las diferentes temporadas”, afirma Juan Florez, socio fundador de TBC (The Building Company). 

Características de las casas inteligentes

Las características fundamentales que definen a las casas inteligentes son:

  • Presencia de sensores: para monitorear el entorno y recopilar datos para informar las decisiones automatizadas.
  • Conectividad: capacidad de los dispositivos para comunicarse entre sí y con plataformas centrales. Los asistentes virtuales, como Amazon Alexa o Google Assistant, actúan como interfaces intuitivas que permiten a los usuarios dar comandos de voz para controlar los dispositivos conectados y acceder a información relevante.
  • Adaptabilidad: las casas inteligentes pueden aprender los patrones de comportamiento de los residentes, ajustando automáticamente la iluminación, la temperatura y otros aspectos según las preferencias individuales. Esta adaptación inteligente no solo mejora la comodidad, sino que también contribuye al ahorro de energía y a la eficiencia general del hogar.
  • Dispositivos conectados: pueden ser de distinto tipo, por ejemplo electrodomésticos, cerraduras de puertas, cámaras de seguridad, sistemas de riego, etc.

¿Qué beneficios aporta la domótica al hogar?

La domótica, entendida como la automatización del hogar, aporta una serie de beneficios que se evidencian en:

Eficiencia energética

La capacidad de gestionar y controlar el consumo de energía contribuye no solo a la reducción de costos, sino también a la sostenibilidad ambiental. Salvaneschi ejemplifica: “Si se pasa de una cantidad determinada de kilowatts, se puede programar para no encender los aires acondicionados de algunos sectores”. También, es posible “realizar un apagado general de luces todos los días a las 8 de la mañana y asegurarnos que no queda ninguna luz prendida más de 24 hs”. Todas estas acciones favorecen a la eficiencia energética de las casas inteligentes.

En The Building Company centran la instalación de domótica principalmente en la calefacción. “Esto eficientiza el gasto energético de la vivienda en alrededor de un 25% debido a que la central WIFI se conecta con los termostatos y controlan, programa de por medio, que la tarifa eléctrica no pase de segmento”, cuenta Florez

Seguridad mejorada

Los sistemas de seguridad inteligentes pueden incluir cámaras de vigilancia, sensores de movimiento, cerraduras electrónicas y sistemas de alarma, todos ellos integrados para proporcionar una protección integral. La capacidad de monitorear y controlar la seguridad del hogar desde dispositivos móviles brinda tranquilidad a los propietarios, incluso cuando están fuera de casa.

Comodidad personalizada

Personalizar el entorno del hogar, tanto con diseño, como con tecnología, mejora la experiencia de habitar el espacio y contribuye al bienestar y la satisfacción general. Estas personalizaciones pueden ir desde ajustar la iluminación y la temperatura, hasta programar rutinas diarias.

Gestión remota

La domótica permite la gestión remota de los dispositivos del hogar. Ya sea apagar las luces, ajustar la temperatura o verificar el estado de las cámaras de seguridad, los propietarios podrán hacerlo desde cualquier ubicación, a través de aplicaciones móviles. Esta capacidad facilita el control total del hogar.

Reducción de costos a largo plazo

Aunque la inversión inicial puede parecer significativa, en el largo plazo, las casas inteligentes tienden a generar ahorros. La eficiencia energética, la detección temprana de problemas y la gestión inteligente de recursos contribuyen a reducir los costos de operación y mantenimiento del hogar.

¿Cómo puedo hacer mi casa inteligente?

En Argentina la domótica aún es un mercado emergente. Salvaneschi considera que todavía se encuentra en “una etapa de inicio”, pero ya comienza a ver cambios en el consumo del producto: “En nuestro caso, llevamos en esto hace más de 10 años y, en los últimos 3, se vio un crecimiento exponencial en comparación”.

Por otro lado, desde su empresa The Building Company , Florez acompaña la automatización de las viviendas desde la construcción. 

En el caso de que quieras iniciar el proceso de transformar tu hogar en una casa inteligente, sigue estos pasos:

1. Identificá tus objetivos y necesidades: ¿Querés mejorar la seguridad, ahorrar energía o simplemente tener mayor comodidad?

3. Elegí los dispositivos:

  • Asistentes virtuales como Amazon Echo o Google Home.
  • Sistemas de iluminación inteligente.
  • Termostatos inteligentes.
  • Cámaras de seguridad.
  • Sensores de aberturas.
  • Electrodomésticos inteligentes.

4. Conectividad: asegurate una conexión a Internet y una red Wi-Fi confiable para garantizar la comunicación fluida entre tus dispositivos.

7. Automatizá, programá e integrá los dispositivos para una experiencia más fluida. Muchos fabricantes ofrecen compatibilidad entre dispositivos de diferentes marcas.

Casas inteligentes: el futuro ya llegó

Ahora que conocés qué es una casa inteligente, sus características y todos los beneficios que puede brindarte, animate a incluir sistemas inteligentes en tu próximo proyecto de remodelación. ¡Vas a obtener muchas ventajas y ahorros a largo plazo!

En conclusión, recuerda que las claves para un hogar inteligente exitoso son la buena planificación, la paciencia y la adaptabilidad. Además, tené en cuenta que, a medida que la tecnología avanza, es probable que surjan nuevas opciones y actualizaciones, así que mantenete informado sobre las últimas innovaciones para seguir mejorando tu hogar inteligente.Y hablando de mejoras… Si querés gastar menos en tu próxima obra en casa te recomendamos nuestro artículo ¿Cómo ahorrar en una remodelación? ¡Ya no tenés excusas!

Por: Zonaprop

Imagen principal: Getty Images

Compartir

Leave a Reply

Recibí las últimas novedades del mercado inmobiliario